17.11.08

Una vida en azul francia

El pasado 10 de octubre, cumplió 80 años de vida el Negro Basigalup.
El acontecimiento, mas allá de la lógica celebración en familia, trascendió lo personal e íntimo para convertirse en una celebración de toda la institución azul.
Es que "el negro", como lo conocemos, es toda una institución en sí mismo.
Nadie puede negar la pasión que corre por sus venas cuando habla del Depo, o cuando escucha alguna conversación en que se nombra a nuestro querido club.
Nadie puede, tampoco, obviar el hecho de que en todos estos años ha ido acompañando cada una de las actividades que el club desarrolla y de su compromiso diario con Deportivo Argentino.
(Mas allá del episodio con cierto contrabajo...)
El Negro hizo de todo en el club y para el club.
Hincha, jugador, dirigente, hasta técnico del primer equipo en su primer campeonato, allá por el '66.
Todos recuerdan el gran evento, cuando bajo su presidencia se inauguró la cancha actual, el Esteban Garré, y vino para esa inauguración el primer equipo de Boca Juniors, con todas sus figuras: Marzolini, Roma, Mouzo, Potente y varios mas.

Boca en Pehuajó
El Negro entregando una plaqueta a Roma

Puntapie inicial del partido Deportivo-Boca Jrs.

Personalmente, aún recuerdo las lágrimas del Negro cuando en el cercano 2006 el Depo se coronó campeón.
Tanta pasión, tanta entrega por su Deportivo querido no amerita menos que este pequeño homenaje en vida que quisimos publicar en este humilde espacio azul.
El pasado 11 de octubre, un día después de su cumpleaños, el club le organizó una cena donde todos los que acudieron pudieron agasajar al Negro.
Lamentablemente, por razones personales estuve ausente de Pehuajó, así que para reparar esa ausencia, este post.
Negro, ojalá vuelvas a celebrar pronto una vuelta olímpica del Depo.
Como corolario, transcribo una esquela que le hicieron llegar al Negro de parte de una simpatizante del Depo.
Salud, Negro!
-----

"Querido Negro Basigalup,
En esta humilde y sencilla carta quiero transmitirte lo linda y emotiva que estuvo tu fiesta. Un festejo a todo Azul Francia!!!
No hay palabras para expresar lo que sos para El Depo. Ni tampoco para agradecer lo que has hecho por y para el club.
Desde chiquita compartía en lo alto de la tribuna los partidos con vos. Y también los viernes en la peña Azul y Basta cuando pasaba a saludar, porque eso era cosa de hombres, que discutían por mejorar y sacar adelante un club.
No me olvido este año cuando en el primer partido cuando ganamos en el último minuto a Estudiantes el abrazo que nos dimos. Ese abrazo me hizo admirarte mas!!!! ¿Sabes por que? Porque sos un luchador, porque siempre fuiste parte del club, porque uniste generaciones. Porque estar y ser parte de un club no es nada fácil.
Para mi sos un ejemplo de dirigente y ejemplo de hincha. Quiero agradecerte por transmitir lo que es El Depo. Vos bien lo dijiste “GRACIAS DEPO POR EXISTIR”. Y yo digo “Gracias Negro por todo lo que le diste al club durante estos 60 años”
Que se sigan agitando las banderitas Azul Francia!!!!!!".

10.11.08

Fin de temporada

Y se termino el año para el Depo.

Ahora, a descansar hasta la próxima competencia y a analizar que se hizo y que hay que hacer en el futuro para levantar un poco la cabeza del pozo.

No se sabe a ciencia cierta si continuara en funciones el técnico campeón del 2006, o si la dirigencia esta pensando en algún recambio.
La cuestión es que mas allá de los dos últimos años en que el Depo no pudo llegar a instancias finales, no se puede olvidar que este grupo de trabajo logro un campeonato en 2006, con una muy buena performance (palabrita de moda) después de muchos años de sequía.

Lo único que cabe esperar es que lo que suceda sea lo mejor para el futuro del Depo.

Respecto del partido del domingo, se le gano bien a Calaveras, en el único triunfo del año sobre ese equipo y con esa victoria quedó afuera de las semifinales. Por otra parte, el triunfo del Depo permitió que tanto Bull Dog como Estudiantes Unidos clasificaran a la instancia superior. Una muestra mas de la caballerosidad deportiva de nuestra institución, mas allá de algunas conjeturas que se hicieron durante la semana.

Los amigos de Entretiempo nos pasaron este resumen del partido contra Calaveras.

"En un partido no muy bien jugado, pero luchado y con los dientes apretados, Deportivo Argentino derrotó a Calaveras por 1 a 0 merced al tanto conseguido a los 34' del segundo tiempo por Alan Peredo.
En 2' de juego ya el Cala había mostrado su ambición de triunfo, al enviar pelotas al área del Depo, sin que ningún defensor atinara a despejarlas, mostrando algunas fallas que hicieron temer por un nuevo resultado desfavorable frente a los del Matadero.
Calaveras había salido a llevarse por delante a Deportivo y parecía que esa iba a ser la tónica del partido.
La necesidad de la victoria indicaba que el protagonista debía ser el equipo visitante.
Pero a lo largo de los 90' se vería a un Calaveras totalmente apagado y sin ideas futbolísticas y a un Deportivo que, sin ser demasiado superior, se llevaría un merecido triunfo en premio a su entrega y actitud.
Durante los primeros minutos de la etapa inicial, el Cala fue un poco más, gracias a un buen trabajo de Juan Martínez y Maxi Coronel, pero sin llegar a inquietar a Agustín Bitz, a pesar de haber tenido a favor cuatro corners en los primeros 15 minutos.
Probó Deportivo a los 21', mediante un tiro libre de Peredo que fue bien contenido por Blandi.
Respondió Calaveras con un sombrerito de Sanchez ante Celiz, pero su remate final fue pifiado.
En 30' minutos esas eran las jugadas mas importantes.
Muy poco para lo que prometía el encuentro.
A los 31' Peredo se va en diagonal desde la izquierda y saca un zurdazo al segundo palo que se va desviado.
Calaveras hace lo suyo a los 34', cuando despues de un centro desde la derecha, Pérez anticipa a su marca y al achique de Bitz, y su remate se va cerca del palo.
El partido parecía salir del letargo, y a los 35' insiste la visita. Centro al segundo palo de Bitz, recibe Sanchez y saco un remate cruzado rasante que pasa al lado del poste sin que nadie alcance a tocarla.
El Depo no se queda atrás y a los 37' otro tiro libre de Peredo es desviado con esfuerzo por Blandi.
Así se iba el primer tiempo, con un empate en cero que mostraba a las claras la paridad de dominios en el campo de juego.

El complemento empezó con promesas de intensidad cuando apenas comenzado Cardone desborda por derecha y manda una pelota al área que nadie llega a conectarla.
En la respuesta visitante, Sanchez remata de zurda apenas desviado.
Los equipos seguían atacándose y a los 6' se produce una buena jugada de Cora para Cardone, éste pivotea y descarga con el mismo Cora que termina definiendo mal ante Blandi.
Se frena un poco el vértigo y recién por los 18' vuelve a verse peligro en las áreas.
Cora lo ve entrar solo a Peredo y le pone un pase que termina con una pifia del delantero azul.
Era más Deportivo, gracias al buen trabajo que desempeñaban Cora y Peredo. Calaveras se encontraba perdido y se repetía en el pelotazo estéril, y a ello se sumaba que sus jugadores clave no estaban en una buena tarde.

Y a los 34' llega el gol.
Jugada por la derecha de Cora, centro al área y Peredo, entrando apareado con un defensor toca al gol para la algarabía de la hinchada local.

Los nervios empezaron a ganar a la visita y así tienen que terminar lamentando la expulsión de Saravia por exceso verbal. Malas noticias para el equipo que debía ganar para aspirar a lo más alto.
Y llega la oportunidad clara para la visita.
Sanchez, a los 37', entra por derecha y queda mano a mano con Bitz. Remate cruzado rumbo al gol, pero en la línea despeja Céliz de cabeza ahogando el grito de los visitantes.
Ya la desesperación invadía a Calaveras y los minutos pasaban inexorablemente.
En tiempo de descuento (cinco había marcado el árbitro), cuando la pelota salía del área del Cala, el referí ve una agresión de Martín Blandi sobre el delantero azul Sergio Acosta con la pelota en juego en otro lado de la cancha.
Expulsión para el golero y penal para el Depo.
Protesta airada de los jugadores visitantes que no prospera y Vicente que debe calzarse lel buzo para reemplazar al expulsado Blandi.
Peredo se coloca para rematar y el improvisado arquero se arroja a su izquierda y desvía el remate del delantero azul.
Enseguida, Taryano pita el final y se arma un tumulto, pues los jugadores de Calaveras se arremolinan ante él para hacerle reclamos acerca de su arbitraje, y algunas acciones del juez , para con ellos, durante el partido.
Según nuestro reloj todavía faltaban jugarse dos minutos de los cinco adicionados.
Así fue como un arbitraje discreto terminó empañándose.
Se podría haber evitado?
Seguramente. Si el árbitro hubiera hecho jugar los minutos restantes todo habría terminado normalmente, pues Calaveras no tenía ideas claras y prácticamente no visitaba el área del Depo.
Finalmente, Deportivo se llevó una justa victoria gracias a las buenas actuaciones de Armando Cora y Alan Federico Peredo".

Así se fue el año para el Depo.
Como decíamos al inicio, ahora será tiempo de análisis y decisiones para poder encarar el 2009 con la tranquilidad de ánimo y toda la esperanza puesta en pos de un nuevo halago para toda la afición azul.
Ojalá así sea.

Desde este espacio, agradecemos a todos los que nos eligieron para seguir el torneo y les pedimos disculpas por las desprolijidades cometidas.
Como siempre, estamos abiertos para recibir los comentarios que deseen hacer, a favor o en contra... lo único que pedimos es que tengan a bien firmar los mismos para que puedan ser publicados.

HASTA EL AÑO QUE VIENE.

2.11.08

Nada

Un hermoso día en Pehuajó para ir a la cancha.
Un hermoso día en Pehuajó para ver un buen partido de fútbol.
Un hermoso día en Pehuajó para disfrutar de un clásico al rojo vivo.

Que manera de desperdiciar el día!

Si, está bien, fuimos a la cancha... pero lo demás quedó en la nada.

Así como en la nada quedó el Depo luego de caer derrotado por Estudiantes en esta hermosa tarde domingo.
Ni siquiera el tiro del final... ni siquiera la potestad de poder arruinarle la fiesta al clásico rival.
Nada...

Y así, como nada, salió el Depo a plantear su partido.
Con un solo punta, con un delantero jugando de volante, con mucho cuidado como queriendo cuidar un punto que, de todos modos, no servía para... nada.

Y también el rival ayudó a que en la cancha, de fútbol... nada.
Bueno, no seamos tan duros... algunos chispazos, pero nada como para destapar champagne.

Recién a los 19' del primer tiempo se vio una aproximación a algo parecido al gol, cuando Cadorín se escapa por la derecha y mete un centro para que Amoroso cabecee desviado, sin ver que por atrás llegaba López solito.

Y de ahí en adelante... nada.

Solamente pasando los 30' se vieron algunas aproximaciones con algo de peligro.
31': Cora que la juega por la izquierda, se mete al área y se la pica por arriba a Gentili que alcanza a tocarla al corner.
36': Corner bien tirado, creo que el único bien pateado, y cabezazo de Toledo que saca Tom en la línea.
39': Tiro libre para Estudiantes, cabezazo de López que se va cerca del palo desviado por un jugador del Depo.

Que más de interesante?
Nada.

En la segunda parte pareció que la cosa iba a moverse un poco más.
El flojo arbitraje de Denk amenazaba con transformar el partido en una caldera, pero la nada era mas poderosa y ni siquiera ganas de armar lío había en los jugadores.

A los 2' avisó Estudiantes, cuando Cadorín sacó un derechazo en puerta de área para que Bitz produzca la primera atajada del partido.
Cinco minutos mas tarde es el Depo el que devuelve la visita, cuando Peredo, demasiado individual esta tarde, se va en diagonal y vez de hacer centro atrás intenta patear al arco desde una posición muy cerrada y la pelota termina yéndose por el lateral.
La réplica no se hace esperar y Cadorín se escapa por la izquierda y mete centro para la entrada en solitario de López quien, con todo el arco a su disposición, marra el remata elevando el mismo por sobre el travesaño.
Y, unos segundos mas tarde, llega el premio para el que más buscó.
Pelota para Cadorín que entra solo al área, y ante la salida de Bitz define con categoría para poner el 1-0.

Deportivo empezó a adelantarse un poco, pero no mucho, como para intentar algo mas, pero Estudiantes se replegó bien y controlaba las acciones.
A los 11' recibe la pelota Paolo Rossi, el cual queda solo frente a Bitz pero define mal y la pelota se va por sobre el travesaño.
El partido vuelve a hacerse chato y confuso.
Deportivo no sabía como hacer para llegarle a Estudiantes y el local estaba tranquilo con la ventaja.
A los 26' llega la primera oportunidad para los azules, Cardone recibe en soledad una pelota y cuando le sale Gentili se la toca por arriba, pero el remate se va muy alto.
A los 31' Deportivo, con un poco mas de amor propio y el empuje de Huguenín, se va al ataque. Cardone mete un taco para la entrada de Julián, pero el remate del defensor devenido en atacante se va desviado ante el achique de Gentili.

Y entonces, llega el cierre.
Nada por aquí, nada por allá... Reynolds se va solo al área del Depo, Huguenín lo traba. Penal.
36': ejecuta Enzo López y 2-0.

Mientras festejaba Estudiantes, el Depo saca rápido del medio, la pelota va al área estudiantil y nuevamente Huguenín, tirado ya como atacante da media vuelta, se acomoda y saca derechazo cruzado que se clava en el arco de Gentili para el 2-1.

Y el partido que se va, pero antes una joyita de los locales. Paolo Rossi recibe en la puerta del área con todo el Depo retrocediendo, amaga una, dos veces, y le pone el pase a Enzo López, que recibe, amaga también haciendo pasar de largo a su marca y saca un remate que termina controlando Bitz en la línea, evitando así lo que hubiera sido un golazo para cerrar.

Los minutos pasaron y el silbato final dejó a Deportivo sin nada.
Ya habiendo perdido toda posibilidad de clasificar en la fecha anterior, solamente quedaba la ilusión de mantener el invicto frente a Estudiantes en el 2008... nada.
Ni siquiera se pudo complicarle las chances al albinegro.

En fin, otro capítulo en este negro 2008.
Ahora a esperar a Calaveras en el Garré para ver si al menos podemos ganarle en el año.
Si no, será una afirmación más de ese vocablo que caracterizó al Depo en el año.

Nada.

26.10.08

Un final anunciado

Lamentablemente el final estaba anunciado.
Si, en el fondo, todos albergábamos la ilusión de la remontada y el milagro consecuente.
Muy en el fondo.
Pero la parada era muy difícil.
No por el partido en sí, sino por la sucesión de hechos que debían cumplirse para que el Depo pudiera seguir en carrera en este torneo 2008.
Bueno, la historia enseña que los hechos son consecuencia de las acciones que se van realizando y acumulando.
Y así fue.
Fin de la historia para este Deportivo 2008.

El partido?
Un primer tiempo muy movido, atractivo, con dos equipos yendo y viniendo.
Con un Deportivo muy tirado al ataque y mereciendo la ventaja, pero con un error muy grave casi fundamental... no pateaba al arco.
La visita parecía no entender que el empate tampoco le convenía y hacía todo lo posible para que el tiempo pasara y poder llevarse al menos un inútil punto del Garré.
Y así pasaron los primeros 45 minutos.
Con varios "goles hechos" perdidos en los últimos centímetros. Sí, aunque idiomáticamente la frase sea un absurdo. Esas jugadas que en la repetición seguro que son gol, vieron?
Bueno, de esas... un montón.
Y a gente que empieza a ponerse nerviosa, y ese nerviosismo que empieza a transmitirse a la cancha haciendo que algunos protagonistas tengan algunas reacciones poco felices.
Bull Dog?
Y, sí... también tuvo lo suyo. Pero con menos profundidad que el Depo.

Durante el descanso se podía observar como hacían su preparación Castillo y Leonel Martínez, y uno vislumbraba alguna modificación desde el arranque.
Pero, tal vez por algunos de esos "códigos" futboleros no fue así y el Depo arrancó la segunda etapa con los mismos once.
Al minuto, parecía que la historia empezaba a cambiar cuando Peredo queda solo frente a Ramírez y remata al gol. Pero su remate se estrella en el travesaño, aumentando la frustración de la gente del azul.
El partido cae. Se torna aburrido.
Y a ese aburrimiento se le empieza a sumar el roce excesivo entre los jugadores.
Bull Dog parecía, repito, extrañamente conforme con un resultado que no le convenía para nada y tampoco hacía mucho por atacar.
Sobre los 21' tiene una oportunidad el local, cuando tras un tiro libre y muchos agarrones en el área que Claro decide obviar, la pelota le queda al Tito pero su remate es bien despejado por el Gran Ramírez.
Y después de esa jugada lo que veía venir.
Lo dicho, muchos roces empezaron a generar un ambiente demasiado ríspido y por los 23' lucha una pelota Ibarra con Bernard, termina ganando el defensor visitante, el Tito le comete falta y el deroense se va vuelta y le arroja un golpe.
Bernard entra en el juego, reacciona y se arma una pequeña batahola que empieza a crecer hasta que se produce una gresca generalizada, donde también intervienen gente del banco de uno y otro equipo.
Interviene la policía, a pedido del flojo árbitro Claro, y poco a poco la cosa empieza a calmarse.
Triste espectáculo en el Garré.
Claro determina la expulsión de dos por bando, cosa de dejarse pocas complicaciones y así Bernard y Quevedo abandonan la cancha acompañados de Ibarra y Mattioli por la visita.
También se retiran un par de ayudantes de Bull Dog y el técnico del Depo.
El partido sigue como si nada, y el trámite continúa siendo flojo.
El final se acerca, y cuando todo parece que va a terminar en cero, un tiro libre de mucho peligro para el Depo, en la puerta del área.
Se prepara Zapata, dispara y Ramírez ahoga el grito. Peredo toma el rebote y le erra al arco sellando el empate.
O al menos eso creíamos.

Tiempo de descuento, minuto 48.
Zapata intenta despejar una pelota, no puede, Encalado encara, se acomoda, cruza el remate pisando el área y la pelota termina clavándose en el arco local.
0-1 y final de temporada.
Hasta el año que viene.

Ferreira le gana a Encalado. Al final el deroense fue el héroe de la jornada.

Así fue la historia en el Garré. Deportivo que fue en busca del milagro, pero no pudo, o no supo como.
Bull Dog no mereció la victoria, pero la encontró luego de pensar durante todo el partido en sacar un empate inútil.

El mensaje les cabe a los dos equipos. No podés ganar un partido si no pateas al arco.
Y encima, si cuando pateas no te sale bien, sonaste.
El "perro" de Daireaux la embocó y terminó festejando un triunfo que le da un poco de respiro para futuro.
Deportivo se despidió del Petit.
La gente aplaudió al equipo.
O a la camiseta?

Para finalizar... al menos UNA ALEGRIA hubo en el Garré.
En el partido preliminar la cuarta división venció a su similar de Bull Dog por 4-0, coronándose campeona.
FELICITACIONES a los chicos del Depo, justos ganadores de un torneo difícil.
En ellos confiamos para un futuro mas venturoso.
Los esperamos!

19.10.08

El Petit nos quedo Holgado

Después de un tiempo volvemos al blog.
Algunas circunstancias de la vida "atentaron" contra la posibilidad de ver al Depo, así que al fin estamos de vuelta. Aunque casi...

Día de la madre en la República Argentina, un domingo pensado para estar en familia.
Un domingo pensado para un almuerzo tranquilo y después la sobremesa familiar.
Pero no, a algunos bochos que nunca faltan se les ocurrió meter el partido a las 14.30 hs.
Así que con el asado digerido a medias, el postre comido a las apuradas, el beso de despedida rapidito y sin demoras tuvimos que irnos para la cancha.
Gracias!
Cuando íbamos en camino veníamos escuchando a los amigos de Del Sol acerca de la escasa cantidad de gente que había... que sorpresa! (por cierto, esto es un comentario sarcástico).

La cuestión que llegamos al 7 de abril justo cuando Bartolomé daba el pitazo inicial, y dejando de lado la bronca que llevábamos a cuestas, nos dispusimos a ver el partido.

El equipo que jugó contra Calaveras

El cotejo fue entretenido durante los primeros 20 minutos, con los dos equipos prodigándose en la cancha y mostrando que tenían ganas de ganar.
Deportivo, el más necesitado de triunfos, se acercaba con peligro a la valla de Blandi, pero sin la fortuna necesaria para poder plasmar en el marcador sus ambiciosas intenciones.
Esta película ya la vi, exclamó un hincha de Depo mientras escupía una semillita de girasol.
La cuestión que el ida y vuelta se iba apagando con el correr de los minutos y el partido empezó a hacerse tedioso, por no decir aburrido. Lo cual hacía peligrar nuestra estabilidad emocional, ya que el hecho de comer a las apuradas, la hora y el pobre espectáculo nos empezaban a provocar una modorra interesante.
Solamente tres ocasiones de peligro habían hecho pensar que la cosa daba para mas.
Primero una pelota para Cardone, aprovechando el fuerte viento, que el 9 no puede dominar ante el despeje oportuno de Blandi.
Luego un cabezazo a quemarropa de Gerardo Martinez, para el Cala, que controló muy bien Bitz y finalmente un tiro libre de Quevedo que atajó el arquero local.
Sin pena ni gloria se fue el primer tiempo, y nos pusimos a esperar el complemento rogando que tenga un poco mas de movimiento.
Al parecer los equipos empezaron a acomodarse a la hora (en realidad ya era la hora en que debía haber empezado... las 15.30) y mostraron en la segunda etapa una actitud un poco mas interesante.
De entrada fue Calaveras quien aportó al show con un remate potente de Pérez que atajo muy bien Bitz.
Calaveras parecía mas armado que el Depo y empezaba a manejar los hilos del partido.
Y a los 10' Matías Tolosa prueba desde la puerta del área permitiendo que Celis salvara en la línea y se convirtiera en el salvador del Depo.
Pero la fortuna de los azules iba a durar poco.
Sobre los 17', hay un tiro libre de riesgo para el Depo, se acomodan todos, pero Zamorano se apura y entrega la pelota mansita para que el Cala se mande en contragolpe. Tolosa se va por izquierda, mete un centro para la entrada de Sanchez, Bitz que sale a tapar y la pelota que termina pegando en el cuerpo de Zapata para meterse en el arco visitante.
Con un gol en contra, el Cala pasaba a ganar el partido y el Depo a despedirse del año.
A partir de ahí el Cala se replegó y se puso en situación de espera, dejando que el Depo haga todo el gasto y liquidar de contra.
Y el Depo fue, sin orden y sin muchas ideas, a buscar el empate para encarar el milagro.
Y por los 34' llega el premio, mas bien se cumple la ley de las compensaciones.
Centro al área local la rebota que pega en Tolosa y se le mete a Blandi. 1-1 con otro gol en contra.
Difícil para premiar al autor del primer gol del partido, pensaban los amigos de Entretiempo.
El Depo se envalentonó con el empate y se lanzó a sorprender al rival aprovechando que había quedado medio groggy por el golpe.
Y así Cardone, un minuto mas tarde, recibo un preciso centro pero su cabezazo es atajado por Blandi. Estuvo cerca.
Calaveras no quería quedarse quieto y se lanzó al ataque.
A los 37' Bitz se viste de héroe al salvar lo que era el segundo del Cala, tirándose a los pies de Sanchez.
El partido se iba y parecía que cantábamos empate.
Pero a los 42' se cierra el ciclo.
Pérez que le pone un buen pase a Holgado, Bitz que intenta el achique, pero el remate del local se mete en el arco para algarabía de su gente, y desazón de los hinchas azules.
Para colmo, sobre el silbato, una ingenuidad de Acosta (una mas...) le hace ganar otra tarjeta roja en el torneo.
Final, 2-1.
Calaveras sigue en la lucha y el Depo comienza a pensar en una triste despedida de este 2008.
En la próxima el Depo recibirá a Bull Dog, tratando de lograr una victoria que le dé una pequeña luz de esperanza, pero también deberá estar pendiente de lo que las noticias traigan desde la cancha de Calaveras.
Demasiadas coincidencias, se darán?

7.9.08

Manteniendose vivos

Primer domingo de septiembre. Mes de la primavera, dirán algunos.
Mes de las alergias, dirán otros con menos espíritu romántico.
Pero los hinchas del Depo, con toda seguridad dirán: el mes en que las esperanzas resurgieron.
Tarde agradable en el Garré para ver la que seguramente iba a ser la última tarde de fútbol para uno de los dos equipos, y porque no, para los dos.
Es que se terminaba la etapa clasificatoria del torneo pehuajense y nada estaba dicho para el Depo, ni para San Martín.
Y además, habría que estar escuchando la radio para ver que pasaba en las otras canchas si el resultado era un empate.
Bueno, con esos nervios propios de una definición vibrante fuimos al Garré a ver el partido.

La gente iba llegando de a poco, y la historia empezaba a vestirse de rojiverde cuando el partido de cuarta división se iba con un triunfo visitante que obligaba a ambos equipo a tener que jugar un partido desempate para clasificar al finalista de la división.
Los equipos de primera hacían sus trabajos precompetitivos y la gente se acomodaba para ver lo que prometía ser un vibrante encuentro.

Y así, casi con puntualidad, el árbitro Guidoni dio inicio al partido.
San Martín con su mediocampo poblado y sus dos delanteros pretendía acercase de temprano al arco de Bitz, como para amenazar y sacar la sortija en esta calesita liguera.
Pero el primer golpe lo iba a dar el Depo.
3' de juego, corner para el Depo, centro del Tito Bernard y Cardone que peina la pelota y la manda al fondo del arco.
Grito tempranero de gol en el estadio y la sonrisa de oreja a oreja de la parcialidad azul, que daba rienda suelta a su alegría.
Y el Depo que no se queda.
De la mano de un Tatu Galarreta muy concentrado, no retrasaba sus líneas como solía hacerlo en esos partidos en que estaba en ventaja y luego terminaba penando y seguía presionando en el medio.
Pero el amor propio de los del Parque se hizo sentir y a los 5' Marcos Nuñez prueba con un remate de media distancia que obliga a Bitz a esforzarse para sacarla al corner.

Y comienzan a sucederse las situaciones.
Primero Peredo con un tiro libre al palo de Basualdo, obligando al golero visitante a estirarse para sacarla.
Luego un ataque del Sanma tras un error de Quevedo que le queda al Peca Ferracci para que solo frente a Bitz empate, pero el arquero azul se manda una tapada fenomenal y acalla los gritos sanmartinianos.

A los 25' se produce la primera baja para el "santo". En una corrida por la derecha, le tiran los isquiotibiales a Videla y debe dejar la cancha. Ingresa Villanueva y el partido sigue su derrotero.
Y a los 29'es Leonel el que gana una pelota en media cancha, se la pasa al Tito Bernard, este deja atrás a Contarini, le hace un pase a Cardone que encara el área y cuando sale a taparlo Basualdo toca sutilmente para el Tito que venía acompañando. El 10 local la empuja y pone roncos a los simpatizantes del Depo con el 2-0.

El Tito se escapa...

Todo era del Depo.
San Martín no hacía pié en ningún sector y un Deportivo Argentino muy ordenado y sin ceder terreno lo atosiga y le controla el partido.
Tanto lo controla que el partido tiende a bajar de nivel, pues el Depo mantiene la pelota en el medio y lejos de Bitz y espera el momento para liquidar.

A los 40', otra mala para la visita.
Cardone la domina en el medio, lo marca Blanco, el 9 local que tira un taco que pasa entre las piernas de su marcador, a éste que no le gusta mucho esa acción y descarga un fuerte golpe sobre la humanidad del goleador para que Guidoni le saque la roja directa.

Dos a cero abajo y con un hombre menos era para San Martín un panorama muy oscuro.
Pero a los 46', ya sobre el filo de la primera etapa un centro de Villanueva cae en el área del Depo para que el Gacela Rodriguez cabecee en busca del descuento. Pero el remate es débil y muere en las manos de Bitz.

Se va el primer tiempo.

En el segundo, el técnico visitante ensaya una variante.
Lo saca a Contarini y hace ingresar al veterano Néstor López para darle mas presencia a la última línea del Sanma.
Arranca el complemento y en la primera jugada casi llega el tercero.
Leonel se le va en velocidad al ingresado López y en vez de rematar se la pasa al Tito que venía acompañando, pero su remate defectuoso se va por arriba.
San Martín no encontraba el rumbo del partido y Deportivo no podía liquidarlo, pese a tener el dominio absoluto de la situación.
A los 20' se lesiona Néstor López y el técnico visitante tiene que volver a replantear el partido.
Y a partir de ahí, hasta el final, todo es del Depo.
Comienzan a sucederse un sin fin de oportunidades que no terminan en gol gracias a Basualdo o a la mala suerte de los delanteros azules.
Tantas situaciones que un comentarista amigo se pregunta: "para qué anotarlas?".
Otra peinada de Cardone que salva Basualdo volando bajo.
Leonel que le pega de sobrepique y la manda arriba.
El Tito que se la "come" sólo frente al arco indefenso.
Leonel a las manos de Basualdo.

En una de esas llega San Martín y es Marcos Nuñez quien imita a los delanteros contrarios y se lo pierde solo debajo del arco de Bitz.

Y a los 35' se cierra el sport.
Un gran contragolpe a toda velocidad, Zamorano que remata, la pelota rebota en Basualdo y Bernard que venia siguiendo la jugada la empuja para el 3-0 definitivo.
Locura en el Garré y clasificación en el bolsillo.

Dos minutos después se lo pierde Cora solito frente al arco, mandándola por arriba.

A los 40' Marcos Nuñez va con el codo peligrosamente sobre el rostro del Baldi Ferreira y ve la roja, dejando a la visita con dos hombres menos y enterrando aún más cualquier milagro "santo".
Y queda tiempo para que Basualdo vuelva a salvar su valla cuando Zamorano remata en inmejorable posición tras un pase del Tito.

Guidoni que se apiada de los rojos del Parque y su silbato que se suma a la algarabía de la tribuna local.
El Depo está en el Petit.
Sí, sufriendo hasta la última fecha, pero está adentro.

Caras de alegría en los jugadores azules

Ahora comienza otro campeonato.
Ya no hay más tiempo para cálculos, ni para especulaciones.
Ahora hay que salir a ganar todo. Y ganar la zona que nos toque, porque no sirve salir segundos.

Se viene la etapa definitoria del torneo de la Liga Pehuajense.
Doce equipos buscarán, divididos en tres zonas, llegar a las semifinales que nos dirán quienes serán los finalistas de este torneo atrapante y competitivo.

El Depo estará entre ellos, entre los doce.
Ojalá la historia se extienda en el tiempo.

31.8.08

Final abierto.

Esta visto que lo del Depo es sufrir.
Y es que el hincha del Depo tiene esa característica, que le vamos a hacer.
Esperar tantos años para poder por fin, en el 2006, dar la vuelta después de tantos años de sequía.
Ver como se van desvaneciendo las oportunidades y hasta que tu clásico rival sea el campeón, en el 2007.
Y en este 2008 penar con tantas oportunidades de gol desperdiciadas, con tanto nerviosismo en cada partido y finalmente tener que esperar hasta el último minuto del último partido para ver si podremos entrar en el Petit, o no.
Así es, sacrificada y sufrida la vida del hincha del Depo.

Y no fue menos en esta tarde de domingo pehuajense, cuando hubo que visitar a uno de los rivales directos en este camino al Petit, Defensores.
Clásico rival, duro rival.
Las necesidades de ambos equipos marcaban que iba a ser un partido duro, peleado.
Y ambos debían salir a ganar.

Empezó mejor el Depo, como es costumbre. Jugando mejor la pelota, generando situaciones, llevando peligro a la valla rival, pero... siempre el pero... desperdiciando las oportunidades que se presentaban.
Toda la tropa azul estaba con ese objetivo, ganar.
Y así veíamos a Julián jugar mas de mediapunta que de último hombre. A Damián despegarse una y otra vez por su carril, y así todos. Buscando esa ventaja que nos pusiera en una situación más cómoda para el partido final de la semana siguiente.
Y a los 11' pareció que los ruegos tenían su respuesta cuando Zamorano hace temblar el travesaño tras recibir centro de Damián, una vez más yéndose al ataque.
Y así iba el Depo, en busca de la gloria, aún a costa de quedar descuidado en retaguardia.
Defensores no encontraba la vuelta e intentaba algún tibio acercamiento que no prosperaba.
Pero a los 18', Rojas toma la batuta y decide encarar por su cuenta la aventura del gol.
Se va al ataque, intenta y le sale una pared. Llega a posición de definir, le sale Bitz y con elegancia define por encima del arquero, clavando un zurdazo que sacude la red y hace rugir al público local.
1-0 para el Defe y el Irigoyen estallaba en azul y grana.
El Depo se encogía de bronca porque una vez más hacía todo el gasto y las chirolas se las llevaba otro.

Cae el ritmo. Deportivo no alcanza a recuperarse del sacudón y Defensores aprovecha para replegarse y esperar.
Y vuelven a sucederse las oportunidades desperdiciadas.
El Tito que quiere conducir, pero no alcanza a conectarse con sus compañeros.
Cardone que no anda derecho para la definición y se pierde oportunidades que en otros momentos eran gritos de gol.
Sobre los 29' casi aumenta Orellano pero su remate se va por arriba, como para que el Depo respire.
Niz se convierte en figura sacando remates azules.
Y sobre el final, en tiempo de descuento, un tiro libre para el local paraliza los corazones visitantes.
Pero Bitz salva y ahoga el grito del Defe. Toma el rebote Quiruela y prueba, pero nuevamente Bitz dice que no.
Descanso y a meditar profundamente.

La segunda etapa nos muestra a un Depo mas tirado al ataque.
A todo o nada.
Y a los 6' Niz vuelve a salvar al Defe tapándole una pelota de gol al Tito Bernard, tras un pase maestro de Zamorano.
Peredo mueve el banco y hace entrar a Castillo y Leonel. Se van Zamorano y Cardone.
A los 15' se lo pierde Huguenín, lanzado una vez más al ataque.
Niz sigue convirtiéndose en el héroe de la tarde, evitando el empate una y otra vez.
El Depo quería pero no podía. La historia amenazaba con ensañarse con los azules.
Defensores intentaba con Daniel Pérez, pero Bitz le decía que no.
El tiempo iba pasando y ya los nervios iban en aumento.
Sobre los 30' un tiro libre para el Depo lo tiene a Damián para intentar una hazaña, pero su remate es atajado por Niz quien, una vez más, vuelve a decir que no.
Y estábamos sobre el final.
40 minutos y nada.
Peredo toma la pelota y se manda, tira al área, Huguenín que venía nuevamente lanzado al ataque la baja con el pecho para Leonel Martínez y el pibe saca derechazo que se mete por debajo del cuerpo de Niz.
Empate en el Irigoyen.
Grito de gol que se hace alarido en la tarde pehuajense y el Depo que saca el empate que merecía.
Los azules se llevan un punto importante de la cancha del Defe y a esperar.
Desde el acceso Guemes llegan noticias alentadoras pues en esos momentos K.D.T. vencía a San Martín y ponía las cosas en un marco de más tranquilidad para el Depo.
Ahora, a esperar al domingo la visita de San Martín y ganar en la cancha el derecho a pasar de ronda.

24.8.08

Derrota que duele

Una hermosa tarde pehuajense para ver un interesante partido en el Garre.
La gran oportunidad para el Depo para empezar a escalar en la tabla y transitar con mas comodidad el camino hacia el Petit.
Enfrente, el anterior subcampeón de la Liga, Progreso de J.J. Paso.
Un partido duro, con dos equipos con muchas expectativas.
Progreso venía a buscar aunque sea un punto que le permitiera continuar con la ventaja contra su rival de este domingo.
Deportivo debía ganar para acrecentar sus esperanzas.
Y así plantearon el partido.
Progreso con un esquema cuasi-defensivo, poniendo solamente un punta para hacer daño en alguna contra, y el Depo con mucha cantidad de volantes de ataque, para ganar el medio y lastimar arriba.
Extrañamente, los dos delanteros mas profundos del local estaban en el banco.

Y comenzó el partido.
Un Depo yéndose al ataque desde el inicio, aprovechando la supuesta debilidad del rival en defensa. Buscando lastimar pronto, para rematar enseguida y no complicarse.
Un Progreso a la espera. Tratando de que la pelota le llegue a SIoma y así armar una contra que le dé ese respiro que venía a buscar al Garré.
A los 2' el Tito tenía su oportunidad cuando tras una pifia de Ressia recibe un pase de Castillo, pero su remate es detenido por Kondrasky.
Pero Progreso, agazapado, buscaba los huecos.
A los 10' es Sioma quien tiene su oportunidad pero Bitz le dice que no a su remate cerrado.

El partido no era bueno, pero algunas situaciones se creaban. Más por errores que por generación de juego.
Dos oportunidades más para el Depo cuando a los 13' Quevedo combina con Peredo quedándole finalmente la pelota a Bernard, que remata al ras para que el arquero visitante vuelva a quedarse con la pelota.
En la jugada siguiente gana Peredo por la derecha, tira el centro atrás para la entrada del Tito, y otra vez el uno de Paso evita el gol.

EL juego se centraba en el medio, donde todos pugnaban por ganar la pelota. El Tatu luchaba a brazo partido para dominar el sector, mientras que Tempesta hacía lo propio para Progreso.
A los 25' se produce la primera polémica del partido.
Pelota que va hacia el área del Depo, y sobre la izquierda del ataque visitante se observa un empujón de Zamorano sobre un atacante albirrojo, pero Schwab, cerca de la jugada, hace seguir. La pelota vuelve al área y cabecea Alexis Sánchez por arriba del travesaño.
En nuestra opinión un penal claro que pasó de largo.
Sobre la jugada viene la contra del Depo y es ahora Peredo quien cae pisando el área de Progreso, pero también el árbitro continúa el juego. Otra duda.

El Depo buscaba el gol, y éste se hacía rogar.
Pero a los 31' llega el desahogo.
Ataque masivo del Depo, cinco contra cuatro, la pelota que le queda a Zamorano, intenta el remate y se produce un rebote que queda para Bernard. Derechazo del 10 y a cobrar. 1-0 para el Depo y el Garré bailaba de alegría.

Progreso acusa el impacto y se queda un poco. El Depo sigue de festejo y no remata al caído.
En los últimos cinco minutos el partido se hace más movido.
A los 40' se equivoca fiero Kondrasky y la pelota le queda a Quevedo, que no puede terminar de acomodarse y la jugada termina en nada.
Sioma intenta sacar de la quietud a su equipo y llega hasta el fondo, se mete al área azul y mete centro atrás. Intenta Alexis Sánchez, pero la pelota queda dando vueltas por el área. Nuevamente Sioma intenta, y termina despejando Zapata. Respira el Depo.
Sobre el final, otra vez Progreso al ataque.
Pelota al área local, el hombre de Progreso que la domina pero empieza a salir de la zona de peligro y entonces Acosta, un poco apresurado, se lo lleva puesto y Schwab sanciona penal para Progreso.
Sioma patea al lado contrario del que elige Bitz y se va el primer tiempo con un empate en uno.
El Depo termina pagando caro el no liquidar el encuentro.

Luego del cafecito del descanso nos acomodamos para ver una segunda etapa que seguramente sería mas nerviosa que la primera.
El Depo saldría a buscar nuevamente y Progreso buscaría aprovechar esa urgencia y el viento que ahora soplaba a favor.
Y son los locales los que tienen la gran posibilidad de desnivelar.
A los 2' Peredo entra por derecha y remata cerrado a las manos de Kondrasky. Dos minutos mas tarde nuevamente el Cachorro se mete al área, pero su remate cruzado se va desviado.
A los 7' es Castillo el que prueba, con fuerte remate para el lucimiento de Kondrasky.
El Depo seguía y Progreso esperaba.
A los 19' avisa la visita, cuando Lovera toma una pelota de sobrepique y exige a Bitz.
Contragolpea el Depo y combinan Zamorano con el Tito quien se la pasa a Leonel Martínez, ya en la cancha por Castillo, y se cruza Carpata para el despeje.
Pero a los 22' llega el balde de agua fría.
Tiro libre sobre la derecha.
Se acomoda Sioma a unos 25 metros de arco.
Ejecución perfecta de zurda que empieza a bajar sobre el arco de Bitz para terminar metiéndose a espaldas del arquero azul. Golazo que pone las cosas 1-2.
La visita decide no quedarse atrás y aprovechar el mal momento anímico del Depo.
Y así Bidondo tiene su oportunidad tras un pelotazo de Sioma, pero Bitz salva la situación.
Deportivo empezaba a mostrar nervios y cierta desprolijidad en el fondo.
El técnico Peredo pone toda la carne en el asador haciendo ingresar a Cardone.
Pero cada ataque de Deportivo era bien conjurado por un Progreso mas ordenado y generaba contras de peligro.
Deportivo seguía yendo al ataque y a los 38' la domina Leonel Martínez cerca del área, se la toca a Tito Bernard, éste le pone pase a Cardone y el delantero queda solito para definir frente a Kondrasky y poner el empate con un toque magistral. 2-2 y empezaba a respirar la tribuna.
Progreso pierde a un hombre por protestar la jugada, sin razón para nuestro punto de vista, y todo pinta para que el Depo de vuelta la historia.
Pero la historia lo termina sepultando al Depo cuando luego de un tiro libre en la media cancha la pelota vuela hacia el área, la defensa que se queda mirando el balón y Bidondo la recibe solito, la frena y fusila a Bitz. 2-3 y nada más que decir.
Inútil es que el Depo intente. El libreto ya había sido aprobado y la derrota estaba siendo consumada.
Se pierde el empate Cardone en el descuento y Damián remata cerca enseguida, pero el tiempo se va y el silbato final marca una derrota que duele mucho.

Faltan solamente seis puntos por jugarse y el Depo deberá jugar contra rivales directos por la clasificación.
El domingo que viene habrá que visitar al duro Defensores y luego quedará San Martín para cerrar el Clasificatorio.
Dos partidos que pueden ser la entrada a la gloria o el descenso al infierno tan temido: quedar afuera del petit.
Alea jacta est. La suerte esta echada.
Ahora, a todo o nada.

17.8.08

Punto de oro solido

Un buen resultado en un partidazo.
Si, esta claro, el Depo hubiese estado mucho mejor con un triunfo. Pero teniendo en cuenta el momento del rival, la condicion de visitante y el hecho que desde hace mucho tiempo Atletico Mones Cazon se ha convertido en una especie de sombra negra del Depo, el resultado fue bueno.
Sobretodo porque el partido siempre estuvo para cualquiera, aun cuando el Depo estaba en desventaja.
Un partido en el cual se repartieron ocasiones del gol, entretenido, jugado a cara de perro.
Tambien un partido con muchos errores defensivos, donde se notaron las ausencias de Jesus Martinez por el lado del local y de Pablo Zapata por el lado del Depo.

Si bien no pudimos hacer el viaje a la vecina localidad, tenemos un buen detalle de lo ocurrido gracias al amigo Jorge Tallarico de Entretiempo de la FM del Sol, EL programa deportivo de la radiofonia pehuajense.

En el primer tiempo se lo vio mas ambicioso al local, tratando de extender esa racha contra el Depo.
A los tres minutos de juego, el primer grito de la tarde.
El juez Heguilein otorga un corner dudoso en contra del Depo, tras una pelota que sale por la linea de fondo. Alguna protesta por parte de los azules que no prospera y centro de Collado al primer palo. Damián Martinez que la va a buscar, no puede peinarla bien y la pelota que termina metiéndose en el arco de Bitz.
Mala suerte para el Dami, que retornaba al equipo despues de su suspensión.
Y la sospecha que hacia presumir que las pelotas aereas le iban a traer problemas al Depo.
Las miradas ahora pasaban a posarse sobre el arbitro, tras aquella decisión y alguna otra por sobre las indicaciones del asistente Milek.
Pero a los 7' llega la gran revancha.
Jugada de pelota parada para los azules, llega el envío ante el quedo de la defensa local y entrada del mismo Damian Martinez para poner el empate, largamente festejado por su autor junto a la hinchada azul.
Todo estaba como entonces.
Al minuto es Atletico quien intenta, por medio de su figura, Collado, que remata desde unos 25 metros para que Bitz se luzca sacando al corner una pelota que se metia junto al palo izquierdo. El mismo Collado que ejecuta el corner a la cabeza del goleador local, Lucas Fernandez, pero el muy buen arquero visitante vuelve a ahogar los gritos de los leones.
Se había armado un buen partido, de ida y vuelta, donde tal vez Atlético era el que mas a fondo llegaba.
Sobre los 17' el gran capitan azul se lanza al ataque, anticipa a su marcador en el medio, se va con la pelota y saca un zurdazo potente que se va apenas desviado, ante la atenta mirada del Gato Diaz.
Responde el local con un pelotazo largo al area azul, la defensa que pifia el despeje y la pelota le queda para Lucas Fernandez salga gritando, pero la definicion es mala y los albiazules se quedan con las ganas.
Vuelve a perderse el segundo Atletico cuando a los 23, despues de un corner Maggiorano cabecea desviado, en soledad.
El Depo sufria con cada centro y Atlético buscaba complicarle la existencia usando esa via. La ausencia de Zapata se sentia demasiado.
Los azules ya casi no llegaban al area rival pues se mostraba muy impreciso en el medio campo.

Collado volvia a intentar a los 28', mediante un buen tiro libre que hace una comba buscando el angulo derecho y se va cerquita.

Sobre el final iba a tener su oportunidad el Depo.
Jugada por la izquierda, centro al area y Zamorano que venia entrando por el lado contrario remata debil a las manos de Diaz.

Asi se va un primer tiempo donde los locales fueron un poco mas, llegando con mas claridad y en mas oportunidades a la valla defendida por Bitz, en comparación con las veces que llegó el Depo.
La defensa azul se mostraba un poco imprecisa y la figura de Collado habia destacado sobre todos.

La segunda etapa no desentono, y siguio brindando a los presentes en Mones Cazon un buen partido.

A los 5' es Lucas Fernandez quien oficia de lanzador, poniendole una gran pelota a Mancisidor quien se fue rumbo al arco de Bitz para definir, pero el gran arquero azul sale a tiempo, atora al rival y lo obliga a tirarla larga y perderse la gran oportunidad.
El Depo queria ponerse en protagonista, y a los 6' Peredo tiene la gran chance mediante un tiro libre, su remate sale con fuerza, pero el Gato Diaz retiene sin mayores problemas.
A los 9' otra oportunidad para el Depo. Un nuevo tiro libre que ejecuta Zamorano y Huguenin que entra por el segundo palo y cabecea apenas desviado.
Empezaba a avisar el Depo, y a mostrar que tambien Atletico tenia sus problemas a la hora de las pelotas aereas.
Sigue la ofensiva azul y a los 11' es Cardone el que aparece, sacandose dos hombres de encima por la derecha y echando un centro atras para el Cachorro Peredo que termina rematando por encima del travesaño.
Pero un minuto mas tarde el baldazo para la visita.
Pelota parada, tiro libre desde la izquierda que cae en el area azul, Sebastian Mancisidor que salta mas alto, cabezazo abajo y 2-1 para los locales.
La historia parecia repetirse.
Para el colmo, a los 16' el Baldi Ferreyra recibe su segunda amarilla y deja al Depo con 10.
Panorama negro para los azules.
Encima los resultados en las otras canchas no favorecían.

Pero, cuando todo parecia resolverse a favor del local, reacciona el Depo.
A los 19', un tiro libre a unos 20 metros del arco defendido por Diaz, un poco hacia la derecha, especial para un zurdo.
Damian Martinez que le pega fuerte y preciso y sacude las redes locales para el empate. Algarabia azul y doble halago para el capitan visitante que asi paga con creces el blooper del inicio.
El partido vuelve a hacerse intenso y Bitz vuelve a salvar al Depo ante una pelota que llegaba bombeada al area chica y empezaba a desviarse hacia el arco.
Sobre los 22', el Depo arma una linda jugada. La pelota sale cruzada a la izquierda y Acosta que venia a la carrera remata con fuerza y precision permitiendole al Gato Diaz lucirse en la atajada.
A los 31' vuelve al ataque el Depo, corner sobre la izquierda, Zamorano que ejecuta, muchos que saltan a cabecear, unos para meterla, otros para despejarla y la pelota que termina saliendo lamiendo el travesaño.
Prueba ahora el local, Lucas Fernandez que recibe por la izquierda, la aguanta ante su marcador, engancha y remata, pero la pelota da en el costado del arco de Bitz y el Depo respira.
El partido estaba para cualquiera. El Depo aguantaba con un hombre menos y tambien traia peligro al arco de Diaz.
A los 36' Peredo tiene la suya cuando entra gambeteando al area y remata obligando al Gato a atajar en el primer palo.
Se iba acercando el final, y parecia que podia definirse en cualquier momento.
Y a los 41', otra pelota parada.
Tiro libre para Atletico sobre la derecha, una especie de corner corto, la peltoa que llega al area, nadie que la saque, Bitz que se queda un poco y Mancisidor en el punto de penal ensaya una chilena y la clava para el 3-2.
Un balde de agua fria parecia calido al lado de lo que recibio el Depo.
El tiempo se iba y los locales ya saboreaban la victoria.
Pero, como dijimos, los errores defensivos se pagaban caro en esta tarde.
Tiempo de descuento, corner para el Depo.
Ejecuta Zamorano, le sale bajo, defectuoso. Parecia facil para la defensa local, pero el defensor pifia el rechazo y la pelota sigue su rumbo erratico.
Todos la miran, pero nadie termina de rechazarla o de empujarla al gol.
Hasta que aparece la figura de Julian Huguenin, como salida de la nada y termina definiendo para el empate agonico del Depo.

Y asi se va el partido.
Un partido, como fue dicho, intenso, atractivo, con muchas llegadas, con varios errores, con muchos goles.
Un partido digno de una tarde espectacular.
Un empate a la larga justo, porque se repartieron los tiempos, porque casi tuvieron el mismo numero de llegadas, y porque, vale la pena repetir... ambos sufrieron mucho en defensa.
Basta ver que los seis goles fueron de pelota parada.

Como figuras rescatamos el primer tiempo de Collado en el local y el segundo tiempo de Zamorano en el Depo.

La Zona se pone picante y hay varios equipos en zona de pelea por la clasificacion.
El empate del Depo lo ayudo a no caer en un lugar de peligro, pero lo tiene que poner en alerta.
El domingo que viene, en el Garre, recibiremos la visita de Progreso.
Un duro rival que seguramente buscara afianzarse en la tabla, pero tambien la gran oportunidad para que el Depo empiece a acomodarse mejor rumbo al Petit que ya esta a la vuelta de la esquina.

11.8.08

Sabor a poco

Después de una racha triunfadora, la derrota contra Calaveras en el Garre pareció tocar las fibras íntimas del Depo, y por ello el partido contra K.D.T. era la gran posibilidad de volver a estar en la lucha.

Lamentablemente, el empate conseguido no dio mucha tranquilidad, pero el hecho que los demás "enemigos" en la lucha por la clasificación hayan empatado dejó las cosas tal como estaban y habrá que esperar a la próxima fecha.

Si, fue empate frente a los cadetistas. Un resultado que termino justificando el local pues en la segunda etapa jugo mejor que el Depo y logro así revertir esa sensación que los azules merecían llevarse un halago del "Jesús Diaz".

Empezó mejor el Depo, mas profundo pero sin lograr concretar las situaciones que iba produciendo. Aunque la primera situación fue para el local, pues tras un despeje de Zapata la pelota le rebotó al Poroto Arive y llegó fuerte a las manos de Bitz.
Claro que el primer tiro al arco fue para los azules, cuando a los 11' el Tito Bernard tomo una pelota que venia del corner y con una volea de derecha la mandó por arriba del travesaño.

En los primeros quince minutos el partido parecía ser parejo, con mucho juego en el medio y un poco mas de llegada de los azules.

A los 21' una escapada de Leonel Martínez trae la primera sensación real cuando mete el centro y el cabezazo de Bernard queda en las manos de Ugalde.
K.D.T. no quería quedarse atrás y a los 24' intenta una llegada con un remate de Civelli que termina controlando Bitz.
Pero el partido se hacía cada vez mas tedioso y chato, y empezábamos a aburrirnos en el "Jesús Diaz"
El Depo seguía intentando, entre bostezo y bostezo, y a los 29' el Tito entra por derecha y remata cruzado una pelota que se va cerca.
Era un poco mas el Depo, pero la pelota no quería entrar.
Una historia conocida.
A los 39' y a los 40' dos tiros libres para el Tito, en el primero vuela Ugalde y saca al corner, en el segundo tiro débil para el arquero local.
Los minutos pasaban y el gol no caía.
Sobre el final, le queda una pelota al Cachorro Peredo, se acomoda, saca el zurdazo, pero la pelota sale desviada y el Depo se va a los vestuarios con la cuenta en cero.

Para la segunda etapa necesitábamos un poco mas de movimiento, sino los ronquidos se iba a escuchar hasta la plaza.
Y al parecer los equipos salieron dispuestos a dar un poco mas de sí.
Apenas comenzado el partido K.D.T. se mandó contra el arco defendido por Bitz y a los dos minutos el Poroto Arive sacó un zurdazo a rastrón que parecía meterse en el rinconcito junto al palo, pero la estirada de Bitz ahoga el gol local y la manda al corner.
El partido empezaba a moverse un poco mas, y Ferreira, el Baldi, tiene su oportunidad pero Ugalde saca la pelota al corner en una buena atajada.
Y a los 8, grito de gol en el estadio.
Todo se inicia con un ataque local, cuando Arive se va contra la linea de fondo, intenta dar centro atrás, pero la pelota se va fuera de los límites.
Saca rápido Bitz, la pelota va hacia la derecha para la corrida de Zamorano quien tira el centro para un Peredo absolutamente solo, y el zurdazo termina metiéndose en el palo derecho de Ugalde.
1-0 para el Depo y parecía que era justicia.
Pero el partido se había emparejado mucho y K.D.T. no se iba a quedar de brazos cruzados.
El medio campo del Depo no estaba muy firme, y el Tatu Galarreta, gran figura azul, no daba abasto para sacar todo lo que pasaba por alli, y K.D.T. empezaba a mejorar.
A los 13' minutos Civelli salta a recibir un centro, y cae en el área chica mientras era marcado por Acosta. Bazán que ve una infracción del defensa azul y marca penal.
Jugada dudosa que quedará para el análisis en las imágenes televisivas.
La infracción es bien ejecutada por Arive y el local grita el empate, que ya estaba mereciendo.
A partir de ahí el partido se hizo mas entretenido, de ida y vuelta, pero sin jugadas netas de gol salvo un par de llegadas de Depo que se terminaron diluyendo.

Un empate valioso para el Depo, porque el rival es uno de los que están en la pelea por la clasificación. Pero, otra vez la falta de definición le provocó a los azules el tener que lamentar no haberse llevado los tres puntos.

La próxima fecha será un duro rival el que estará esperándonos. Atlético Mones Cazón buscará defender la punta, y el Depo sumar para no quedar rezagado en la lucha.
Lamentablemente, no podremos contar con el Tito, ni con el Tatu, pues ambos han llegado a las cinco amarillas.
Y esas son ventajas que no se pueden dar.

29.7.08

Que no se corte

Hay que reconocerlo, cuando se terminaba la primera rueda, antes del partido contra San Martín, el ánimo de la gente del Depo no era el mejor.
El equipo no jugaba mal, pero la falta de definición, las oportunidades desperdiciadas, las cabezas gachas, eran cosas que iban mellando el animo de los azules y de su hinchada.
Pero en el segundo tiempo del partido final de la primera rueda, algo había empezado a cambiar.
Y ese cambio fue 'in crescendo' y en esta segunda rueda ha sido el factor determinante para esta levantada azul.
El triunfo contra Estudiantes, merecido por cierto, después de jugar un largo tiempo con un jugador menos. El gran triunfo contra Maderense, donde los goles llegaron. Y ahora, el gran triunfo traído desde Curarú le dan al Depo un nuevo aire que renueva sus esperanzas para clasificar al Petit y aspirar, porque no, a algo más.

La tarde del último domingo de julio llevó al Depo a la localidad de Curarú para enfrentar al siempre difícil Unión.
Un partido clave para seguir prendidos en una zona mas descansada en la tabla de posiciones y continuar con esta racha positiva que deviene en un mejor ánimo general, y por consiguiente, mejores rendimientos.

Partido que en la previa aparecía como duro y difícil, pero que el Depo, de entrada, empezó a controlar y hacerlo suyo.
Un primer tiempo de buen fútbol, con un buen arbitraje de Bartolomé. Con un Tito Bernard constituido, inobjetablemente, en el estandarte de esta levantada.
Los locales también tuvieron lo suyo, pero no supieron o no pudieron concretar las ocasiones que se les presentaron y pagaron así con una derrota que los complica de cara al futuro.

De entrada, a los 40 segundos de partido castillo se perdía la apertura del marcador y señalaba a los presentes que el Depo había viajado para ser protagonista.
Bernard y Zamorano hacían la diferencia y marcaban el ritmo.
Sobre los 12 minutos se produce un jugada que también marcaría el partido; la salida por lesión de Calzacorta, hombre importante en el andamiaje del equipo curarense.
Sobre los 23' lega el primer grito azul.
Corner desde la derecha, Castillo que se eleva, gana, cabecea y adentro. 1-0 para la visita, y justicia en el marcador.
Unión iba intentando, pero las apariciones de Locastro no terminaban de encontrar la puntada final.
Con la ventaja, el Depo se para atrás y se pone a esperar a los locales y su desesperación.
Y Unión se les vino encima.
Locastro era el abanderado de los ataques albos, pero estaba peleado con el arco.
Tres llegadas claras en los minutos finales pudieron cambiar la historia, pero la pelota no quería entrar.
Y a los 47 el Depo factura, sobre el cierre de la primera etapa.
Tiro libre al área local y Castillo, entrando a la carrera construye "castillos en el aire", cabecea y pone el 2-0.

Al descanso, y a planificar la segunda etapa.
Rodriguez que "sermonea" a sus dirigidos en el vestuario, y Unión que sale a buscar el descuento con todas las ínfulas.
Pero el Depo sabía que trabajo debía hacer. Esperar al rival y manejar los tiempos.
Y así, pese a que Unión se había lanzado a la carga, el Depo terminó teniendo mas chances de aumentar.
Es que Locastro y Vallejos, los hombres de punta locales, debían bajar mucho para recuperar la pelota y arriba no quedaba nadie para enfrentar a la defensa azul.
A los 28' se produce un roce entre Damián Martínez y Agustín Casavecchia y el árbitro Bartolomé les termina mostrando a ambos la tarjeta roja.
Y unos minutos mas tarde, la gran oportunidad.
Locastro que pretende internarse, Ferreira que lo toca en el área y penal.
La gran posibilidad de descontar y ponerse a tiro.
Ejecuta el mismo Locastro pero Bitz, en una gran estirada le saca el remate al corner.
Lejos de bajar los brazos, los locales siguieron intentando y a los 38' Rodriguez le pone un muy buen pelotazo a Locastro para que el 7 defina cruzado y abajo ante la salida de Bitz y ponga el 2-1.
Los minutos que faltaban prometían ser intensos.
Pero la intensidad subió tanto que trajo un par de expulsados para Unión.
Primero se fue Barontini por doble amarilla y en tiempo descuento se fue Ibarra por roja directa tras una fuerte infracción contra Castillo.
El partido se iba, y Unión con dos menos no parecía ser peligro para el Depo.
Para colmo, la entrada de Leonel Martínez le dio al ataque azul esa explosión que siempre aporta el juvenil.
Y sobre el silbato final, un slalom de Leonel deja a un par de hombres atrás, y termina tocando para la entrada en soledad de Tito Bernard que no tiene mas que empujarla para cerrar el marcador.
3-1 y regreso para la gente del Depo con mucha felicidad en el rostro.
La levantada del campeón 2006 es significativa, en juego y en goles. Aún se siguen desperdiciando muchas oportunidades, pero también están entrando muchas que antes no lo hacían y eso ayuda, y mucho.
El próximo domingo, el Garre recibirá a Calaveras. Rival duro que necesita de puntos.
Buena oportunidad para seguir en racha y adentrarse mas en el camino rumbo al petit.

Por último queremos agradecer a la gente de Entretiempo, especialmente a Guillermo Irrazabal, por la síntesis que hizo del partido, gracias a la cual pudimos armar este comentario.

21.7.08

Bailando por un Depo

No queremos exagerar, ni tampoco ofender a la gente de Madero, pero lo que se vivió en el Garre fue casi parecido a un baile.
Tal vez quedaba dando vueltas el recuerdo de aquella tarde en el Halzague, una rueda atrás, cuando el infortunio del Leon Martínez nos dejaba abajo en el marcador, injusto marcador.
Tal vez, también, contribuyo la magia que se desarrolló en el 2 de septiembre, la semana pasada, cuando con un hombre menos se le ganó en el último minuto al rival de siempre.
Tal vez un poco de todo eso empezó a despertar al Depo, que parecía dormido durante la primera rueda y que empezó a desperezarse en el segundo tiempo contra San Martín.
Si, un cambio rotundo que en la fría y nublada tarde pehuajense se vió plasmado en el irregular terreno del Garre.

Es que desde el comienzo al fin, el protagonista fue el Depo.
Desde los 2 minutos, cuando el Tito probaba a Mónaco hasta el derechazo cruzado de Zamorano que le puso la frutilla al postre, sobre los 43 minutos del segundo tiempo.
El Depo fue mas, mucho mas.
Más que un tibio Maderense que puso mucho empeño, muchas ganas, pero no le alcanzó.
Los errores defensivos, el poco peso del medio campo, y la tibieza de su ataque no le dieron ninguna oportunidad frente a un Depo con mentalidad de ganador.

Como dijimos, avisó temprano el Tito, luego fue Zamorano.
Se animó la visita y Sanchez pesco una pelota de aire pero fue un tibio tiro a las manos de Bitz.
Y a los 10 minutos llega el primer grito.
Error defensivo, pase atrás al arquero que inquieta a Mónaco y el corner para los azules.
Quevedo que ejecuta, al punto del penal, allí donde dicen que deben ir los centros, peinada de Castillo al segundo palo, Cardone que atropella y gol.
1-0 para el Depo y la gente que festejaba sacándose el frío de encima.
Y el Depo que se convierte en amo y señor, y maneja el partido a voluntad, pero con criterio.
Tanto criterio, que el partido cae en una meseta que solo se conmueve cuando alguno de los que saben, Zamorano o el Tito, aceleran el juego buscando la zozobra de la visita.
Y el Tatu que se adueña del medio y comanda a un Depo prolijo, sin fisuras.
A los 22, un jugadón que merecía ser gol múltiple.
El Tito que la toca para Castillo, este que encara, Cardone amaga llevarse la pelota pero o deja seguir a Castillo, pase para el Tito y remate que salva Mónaco.
La fantasía regresaba al Garré.
Minutos mas tarde Zamorano que se va por izquierda, llega hasta la línea de fondo y lanza un remate que cruza el área chica sin que Castillo pueda conectarla.
Todo era del Depo.
Para colmo, a los 30' Mauricio González ve la segunda amarilla por falta a Acosta y deja a Maderense con 10. Sinceramente nos pareció que la falta había sido de Orellano, pero Bazán, muy cerca de la jugada juzgó otra cosa.

Y llega el momento de parar la máquina, el partido se achata un poco y algunos ya empezaban a temer a los viejos fantasmas.
Pero a los 40', lateral sobre la izquierda, la defensa verdiblanca que se queda mirando, Cardone solo se lleva la pelota, le sale Mónaco y con una tranquilidad pasmosa le toca la pelota que lentamente se introduce en el arco visitante. 2-0.
Sobre los 42', la vergüenza de los de Madero los empuja al ataque y Mario Sanchez tiene la oportunidad de descontar, pero su cabezazo se va desviado.
El Depo no quiere mostrarle al rival ningún atisbo de debilidad y de contra, tras pelotazo cruzado de Zamorano, Damián Martínez cabecea y a pelota sale cerca...
Pitazo y a descansar.

Para el complemento, Maderense arranca con un refuerzo en la última línea dejando en el banco a Alberto Córdoba.
Pero la movida no trae los resultados previstos, pues el Depo sigue dominando a placer.
Y a los 5 minutos el Tito recibe una pelota de Cardone, se acomoda y saca un derechazo terrible que pega en el palo, recorre la línea y sale por el otro palo.
El Depo se replegaba esperando a un Maderense que moría en el medio y no podía llegar mas allá.
De vez en cuando profundizaba un poco, pero la defensa del Depo estaba bien parada.
Y sobre los 20', Ezequiel Celis, que había reemplazado al Tatu Galarreta, saca un remate espectacular de media distancia qe se va apenas por sobre el travesaño.
El Depo seguía comiéndose los goles, y Maderense aguantaba como podía, ya casi sin chances y con pocos ánimos.
A los 24', Mónaco salva la nueva caída a los pies de Quevedo que quería ponerle el broche final una buena jugada colectiva y algunos rebotes.
Los azules continuaban asediando el arco visitante, pero el gol no llegaba, y los lamentos crecían en la tribuna del Depo.
A los 29' Leonel, que había reemplazado a Castillo, encaró a pura gambeta por la izquierda, llevándose todo lo que encontraba por el camino y elige el pase atrás para el Tito que venía solo. Remata Bernard, pero se cruza Balmaceda y el gol se atraganta en las gargantas.
Ya era mucho.
EL tiempo pasaba, y se sucedían las situaciones.
Leonel otra vez al ataque, no puede definir, y la pelota, que iba hacia Cardone no puede ser empujada por el delantero azul y se diluía una nueva oportunidad.
Hasta que a los 40, encara el Tito el área, y cuando va a definir, Mónaco lo toca y le comete penal.
El mismo Tito que lo ejecuta fuerte a la derecha y pone el 3-0 que terminaba de liquidar el partido.
Ya solamente faltaba el silbato de Bazán.
Pero a los 42 es Leonel el que vuelve a encarar, quiere fusilar a Mónaco, pero el arquero salva una vez mas a Maderense.
Vuelve la pelota a dominio de los azules, vuelve a pasar por Leonel que lo ve picar solito a Zamorano por la derecha, pase preciso, derechazo cruzado del 8 azul y 4-0 para decorar la torta.

Y llega por fin el silbato final.
Alegría y festejo en la escuadra azul y resignación en los albiverdes.

El Depo se acomoda mejor en la tabla y su ánimo mejora. Ambos factores muy importantes para lo que queda de camino.
La segunda ronda empezó con el pié derecho y con un Depo jugando a toda máquina, y por momentos, con pasajes de excelente fútbol, lo que hace ilusionar más a sus hinchas.
El equipo empieza a consolidarse y los goles quieren empezar a aparecer, lo cual no es menos importante.
La próxima fecha marcará un viaje a Curarú, para un difícil cotejo frente Unión.

Será cuestión de no perder la costumbre.

13.7.08

Primavera azul

Invierno en Pehuajó, primavera en el ambiente.
En una cálida tarde nos dirigimos al 21 de septiembre para presenciar una nueva edición del clásico de la ciudad.
Estudiantes venía con todas las de ganar, cerca de la punta, goleando, invicto en su estadio.
Deportivo, por su parte, venía a ver si podía levantar cabeza. Con una mejora en su funcionamiento en el partido anterior, con déficit a la hora de anotar y con ninguna victoria como visitante.
Todo hacía pensar que la situación favorecía al albinegro y que el Depo debería trabajar mucho para, al menos, llevarse un punto del estadio estudiantil.
Pero los hombres de Peredo tenían preparada una grata sorpresa para sus seguidores.
Así fue que se vistieron de gladiadores y salieron rumbo al campo de juego para presentar lucha.
Desde el inicio fue el Depo el que llevo la delantera. Con un Peredo movedizo, un Castillo encarador y un Bernard que quería volver a ser el gran jugador que todos sabemos que es.
Al minuto los azules dieron presente, al desviarse cerca un cabezazo de castillo tras un buen desborde por izquierda del Cachorro Peredo.
Cinco minutos mas tarde el Tito remata al arco local y Gentili siente que la pelota le quema las manos y da un rebote que por poco no puede capitalizar Castillo. Corner.
El partido amenazaba como intenso y vibrante, pero poco a poco fue cayendo en ritmo.
Deportivo se agazapaba esperando su oportunidad, haciendo las cosas con mesura, sin salirse de un libreto que parecía haber sido bien escrito por el Piru.
Estudiantes se encontraba perdido, no tenia la pelota, no elaboraba ninguna idea coherente, daba muchas ventajas atrás y se alejaba de aquella imagen del albinegro invencible como local.
Pero, la historia tiene sus cosas y no por nada es conveniente estudiarla.
Buena combinación de los locales y finalmente la pelota le queda a Cadorín que no puede dominarla, y un compañero estudiantil remata rumbo al gol, pero la figura de Zapata se interpone en el camino y la pelota sale de la zona de peligro. Algunos reclamaron penal, pero el arbitro, cercano a la jugada desestimo las protestas.
Y a los 21 minutos se produce la jugada que amenazo con convertirse en el punto de inflexión de un partido que empezaba a caer en lo anodino.
Alan Peredo le entra fuerte abajo a un jugador de Estudiantes, y el arbitro, a nuestro juicio exageradamente, le muestra la roja.
Nervios y un plan que parecía desmoronarse.
Un hombre de menos, y casi mas de 70 minutos de tiempo, contra un rival veloz y de buen estado físico como Estudiantes, asemejaba a un grupo de labriegos contra las hordas de Atila el Huno.
Pero el Depo no dejo de apretar al local. Siguió sin dejarlo armarse. Con heroísmo e hidalguía.
Y a los 25 minutos, Castillo tiene la gran oportunidad aprovechando las ventajas que seguía dando Estudiantes, pero su remate apresurado se va desviado.
Nuevamente Castillo tendría su chance, pero el cabezazo débil a las manos de Gentili callaron el grito contenido.
A los 35 minutos el Tito se va por izquierda, a pura gambeta deja a su marcador y cuando sale Gentili le remata por arriba, pero la pelota se va por encima del travesaño.
El Depo, con 10, estaba mas entero que Estudiantes.
Y así Zamorano se anima, deja un tendal en el camino, pero su remate corre paralelo a la línea de gol sin que nadie la empuje.
Se iba la primera etapa y el gol no llegaba. Hasta Bernardo Peña se convertía en héroe, despejando una pelota que había rematado el Tatu Galarreta.
Silbato y a descansar.
Y nos quedamos con la sensación que al Depo se le iban a complicar las cosas en el segundo tiempo, pues Estudiantes saldría con todo para enrostrarle la ventaja numérica y la localía.

La filípica de Iglesias pareció tener algún efecto, pues en la segunda etapa Estudiantes fue otro.
Salio a buscar el partido, empezó a ganarle el medio a Deportivo y a acorralarlo.
Y los azules aguantaban el chubasco, esperando al "pincha", esperando el momento.
A los 11 avisan los locales, Paolo Rossi se va por izquierda y desde afuera del área, desde un ángulo muy cerrado lanza un disparo con destino de gol, pero Bitz, el inmenso Bitz, vuela hacia un costado y ahoga el grito albinegro.
Y el Depo empezó a animarse, y a ver que Estudiantes era solo un intento fallido.
Y empezó a ganarle el medio, y a atorarle las salidas.
Y Zamorano iba, y Leonel Martinez, que había ingresado por un golpeado Castillo, se volvía una molestia cada vez mas grande para la ultima línea estudiantil; y Quevedo, que había reemplazado a un dolorido Ferreyra, se hacia importante en la recuperación; y el Tito, el gran mariscal con camiseta azul se vestía de Gran Conductor y hacía honor al número 10 que se volvía mas grande en su camiseta.
Un quedo en el medio, casi trae algo de zozobra cuando Enzo Lopez encara el área, remata ante un Bitz que sale a atorarlo y finalmente Damian Martínez salva la situación.
Parecía que la jugada podría traer algo de incentivo para el local, pero lejos de eso, solamente sirvió para que el Depo se ordenara mejor y no regalara espacios.
De todas maneras, los azules no dejaron de preocupar a su rival, al que veían confundido.
A los 30' una gran jugada del Tito, que se lleva a la rastra a tres rivales, termina en un disparo cruzado abajo que obliga a Gentili a mostrar porque es uno de los mejores arqueros de la Liga.
Se iba el tiempo.
Genovart levantaba su mano y señalaba que iba a jugarse cinco de descuento.
Y el Depo quería la gloria.
Lejos de meterse debajo de su arco y colgarse del travesaño, seguía presionando al ya trémulo Estudiantes.
Y el Tito, el gran Tito, vuelve a disfrazarse con un poco de Bochini, un poco del Beto Alonso, una pizca de Maradona, y se va a pura gambeta y habilidad hacia el arco local, remata buscando el milagro, y cual flipper de salón de juegos, la pelota rebota en uno, rebota en otro y finalmente rebota en Quevedo para irse a dormir en el fondo del arco de Gentili.
Grito atragantado que se hace rugido en el 21 de septiembre y un montón de vestidos de azul se arremolinan en un abrazo interminable, ante la muda decepción de la parcialidad local.
El gol trae también alguna escaramuza en el medio, donde aparece Huguenin en el suelo, algún tumulto, los ánimos que se caldean y que vuelven a su estado normal lentamente.
Dos minutos mas, dice Genovart, ahora preocupado porque el partido no se le vaya de cauce, pero la historia ya había sido escrita.
Pitazo final y el abrazo incontenible. Las bocinas que empiezan a sonar del lado de la parcialidad azul y la caravana que empieza a salir con toda la alegría a cuestas rumbo a la ciudad, para seguir paseando su dicha por las calles.
Clásico pehuajense en la tarde del domingo.
Clásico que fue para el que no aparecía en los papeles.
Clásico que quedara grabado en la memoria del hincha azul, que podrá contarle a los suyos "yo estuve en la cancha cuando el Depo, con un tipo menos, pero con uno que valia por tres adentro, le gano a Estudiantes, con un gol de maquina tragamonedas".
La segunda rueda ya comenzó, y de la mejor manera.
Ahora, solo queda seguir creciendo.

6.7.08

Cabezas salvadoras

Un nuevo domingo futbolero alimentaba, una vez mas, la esperanza de abandonar la sequía que venía atacando al Depo.
Y la cancha de San Martín parecía ser el mejor lugar como para empezar a torcer el destino de este 2008.
El regreso de varios jugadores parecía alentar también esa esperanza, y con ese ánimo fuimos al Isidro Pujol.
Lamentablemente la tarde no empezaba bien, la Cuarta División sumaba su segunda derrota consecutiva perdiendo así el liderazgo en la tabla de posiciones.
Pero, había confianza en que la tarde mejoraría.
Los equipos salieron al campo de juego y el partido comenzó bajo las órdenes del "chiquito" Schwab.
Pareció que el respeto era mucho, pues el juego se concentraba en el medio y nadie se atrevía a atacar al otro.
Los arqueros se aburrían.

Y con los arqueros, empezamos a aburrirnos también.
Recién por los 11 minutos pudimos sacudirnos la modorra, cuando Ezequiel Celis decide hacer una jugada personal y sacar un buen remate desde la puerta de área para que Basualdo se luzca sacándola al corner.
El Depo pretendía atacar un poco mas profundamente, pero se le hacía cuesta arriba.
Aunque un par de minutos después una corrida de Castillo sobre la derecha termina en un muy buen centro para que Cardone cabecee apenas desviado.
Y entonces empieza a acercarse el "santo".
Nuñez empieza a hacerse dueño del medio y a controlar un poco el despliegue que intentaba imponer el "azul".
Sobre los 18' el mismo Nuñez saca un centro largo al área donde Ferracci aparece para sacar un cabezazo preciso a la base del poste, pero la gran atajada de Bitz hace callar a la parcialidad local.
Parecía que el partido iba ganando en ritmo, aunque todavía el nivel era tirando a bajo.
A los 25' otra vez Nuñez se adueña de la pelota, lo ve a Ferracci cerca de área y le pasa la pelota, el 9 local se acomoda, da un medio giro y saca un furibundo derechazo cruzado que se clava en la valla de Bitz.
1-0 para San Martín y la historia parecía volver a escribir un capítulo ya conocido.
A partir de allí, el partido volvió a caer. Mucha lucha, muchas ganas, pero poco futbol.
Deportivo no sabía como atacar, y San Martín se empeñaba en despejar como podía los intentos azules.
Sobre el cierre de la primera etapa, casi lo empata el Depo.
Primero con un cabezazo de Castillo que saca Basualdo y luego con un estiletazo de Zamorano que se metía en el rincón derecho del arquero local, pero el 1 vuela y la cachetea al corner.
Silbato y final.

Una vez más, la rutina del café para esperar la segunda etapa.
Caras de preocupación de la gente del Depo, que veía como la historia parecía repetirse.
En el campo de juego, los suplentes visitantes intensificaban su puesta a punto, algo tenía que cambiar.

EL segundo tiempo empezó con todo.
San Martín salió dispuesto a liquidar el cotejo, y a los 2 minutos Ferracci se pierde el segundo cuando Bitz le saca una pelota impresionante. De esa jugada le queda a Mansilla que remata de derecha, pero el travesaño ahoga el grito de gol.
Deportivo no reaccionaba, y Peredo manda a la cancha a su hijo Alan Federico para inyectarle un poco de vértigo al ataque azul.
El cambio le trae un poco mas profundidad a la visita y el Depo empieza a acercarse al arco rival.
Sobre los 5', un tiro libre ejecutado por el Tito Bernard se estrella en el travesaño y el Depo empezaba a merecer el empate.
Basualdo empieza a convertirse en figura cuando salva un remate posterior que tenía destino de gol.
El Depo empezaba a acorralar a un San Martín que se había replegado y que apostaba a un contragolpe letal para cerrar el resultado.
A los 10' Zapata pone un pelotazo recto y largo, y Cardone peina hacia atrás desviando por poco la pelota.
Los minutos pasaban y el Depo no podía, San Martín empezaba a controlar las acciones y el resultado.
Sobre los 21', una oportunidad mas para la visita.
Zamorano, que se había convertido en el motor del Depo, le pone un gran pase a Cardone que entraba al área. El 9 se acomoda, hace un medio giro, pero su derechazo cruzado no tiene el mismo final que aquel de Ferracci, pues Basualdo vuela y la saca.
El Depo seguía avisando, pero nadie quería recibir el mensaje.
Minutos mas tarde, nuevamente Zamorano inicia el ataque para el Depo, dispara derechazo y el palo dice que no. La pelota le queda a Peredo, pero el remate, apurado y débil, es salvado en la línea por Basualdo, ya convertido en la figura del local.

La visita seguía intentando.
Sobre los 33' un corner desde la derecha va hacia el área, y Castillo gana en el salto y cabecea hacia el fondo de las mallas.
Y otra vez, como el domingo pasado, una cabeza salva la tarde para los azules.
El empate le dio mas ánimo a los azules que se fueron con todo a buscar la victoria.
San Martín aguantaba como podía y mostraba varias fallas defensivas, que traían mayor incertidumbre al resultado.
Los últimos minutos fueron un monólogo de los azules.
El local solamente intentaba algo con pelotazos largos para Ferracci o el que estuviera un poco mas adelantado.
El Tito y Peredo tuvieron sus oportunidades, pero sus remates no tuvieron fortuna.
En el descuento, casi el Depo se lleva la victoria.
A los 46', le queda la pelota a Daniel Sanchez, que fusila a Basualdo convirtiéndolo en el gran héroe de la tarde. Del corner le queda nuevamente a Sanchez, quien alcanza a introducirla en el arco de palomita, pero Schwab que estaba sobre la jugada anula el gol porque el delantero azul la mete con la mano.

Así se va el partido y empieza a llover sobre Pehuajó.
Un partido que empezó aburriendo, pero que terminó con muchas emociones y jugadas de peligro que podrían haber alterado el marcador.
El resultado?
A prima facie pareciera que el empate fue justo, pero sinceramente, después de analizarlo un poco el Depo mereció un poco más y nadie hubiera cuestionado su triunfo, pero al parecer este 2008 viene esquivo para los azules.

Se viene una nueva ronda y el domingo que viene visitamos a los "primos" que vienen con todo.
Una buena oportunidad para dar vuelta la historia y arrancar con un triunfo de cara al Petit que, hasta ahora, es más un probabilidad que una realidad.

29.6.08

Por una cabeza... empate.

En un partido para olvidar pronto, el Depo salvo la tarde cuando la cabeza de Huguenín impacto una pelota que venia desde el corner.

Otra tarde para que el fútbol se sienta ofendido.
Aun a riesgo de caer en palabras que después pueden ser tomadas como total ignorancia en la materia, no nos queda otra cosa que expresar nuestro disgusto por el espectáculo que brindaron Deportivo y Defensores en el Garre.
Es que los que vemos fútbol, no sabemos nada; por eso, seguramente, el análisis que podamos hacer del bodrio que ocurrió en la tarde del domingo en la cancha de Depo estará lleno de palabras que traslucirán un total desconocimiento de este deporte.

Es que ambos equipos se dedicaron a destruir, mas que a construir.
Se olvidaron de las áreas, a punto tal que, como dijo un cronista, era "territorio prohibido".
En la primera etapa recién por los 25' un tiro libre ejecutado por Benito se fue apenas arriba del travesaño de Niz, y esa fue una de las principales acciones de riesgo en esa etapa.
Unos minutos mas tarde una combinación entre Cardone y Leonel Martínez intentó despertar el letargo, pero la pelota quedó mansa en las manos de Niz y todo quedó como entonces.
Los dos merecían el aplazo, y así se fue la primera parte. Una etapa que tuvo como mayor novedad la lesión de Alan Peredo que debió ser sustituido a los 27' por Emanuel García.

Ni el café nos hacía sacudir la modorra acumulada.

En el complemento pareció que algo empezaba a moverse.
El amor propio de los jugadores parecía querer salir a flote y demostrarle a la gente que no habían ido en vano.
A los 6' es el Depo el que intenta cuando Quevedo llega hasta la línea de fondo y en vez de tirar centro atrás intenta, desde un difícil ángulo, sorprender a Niz... pero su derechazo se va por encima del travesaño.

El partido era un poco más movido, pero seguía siendo malo.

Y a los 11' llega el primer grito.
Pelota alta que cae en el área del Depo, no logran despejar ni Damián, ni Huguenín y Casas que andaba por el barrio peina hacia atrás, le cambia el palo a Bitz y sale festejando la apertura del marcador.
El Defe se ponía en ventaja y no era justo.
Lo justo era un gran CERO para los dos.

La desesperación parecía ganar las filas azules y esos nervios podían llegar a jugar en contra del local, pero como uno no sabe nada de fútbol podía llegar a aventurar cosas que luego sucedieron... de pura casualidad.
A los 16' Leonel Martínez pierde una pelota disputando con Bethouart, el defensor visitante se la quita, Leonel le pega de atrás... amarilla mas amarilla, otra roja para el Depo. Y van...

Observábamos de reojo la data disponible y rogábamos para que Cardone no se hiciera amonestar, sino para la fecha venidera el ataque iba a estar muy despoblado.

Defensores se paraba de contragolpe, y el Depo salía a buscar como fuere el empate.
El riesgo de un nuevo gol estaba latente.
A los 25' Celis no puede con Mecadán y el 7 azulgrana se va solo frente a Bitz, pero su definición es defectuosa y la pelota queda en las manos del golero local.

El Depo iba. Y quería. Pero los fantasmas del gol seguían burlándose de los azules y nada sucedía.
Lo tuvo muy cerca Damián, cuando le gana en el salto a Niz y su cabezazo se va por encima del travesaño.
Avisaban los azules... no querían otra derrota.

Y a los 39', cuando ya muchos ponían la acostumbrada cara de "resignación 2008", entra Cardone por la derecha, y saca un gran remate al arco que es desviado por Niz al corner. Viene el centro desde la derecha y la cabeza de Huguenín impacta en forma impecable para darle al Depo un empate que merecía.

De ahí en más todo volvió a la chatura, aunque eran los azules los que más querían hacerse presentes.

Sobre los 41', la gran duda. Se va al frente Acuña y parece que lo tocan desde atrás cuando pisaba el área. En nuestra opinión... penalazo. Vilmanda dice que no y todo continúa.

En tiempo de descuento casi el Defe se lleva el premio mayor. Deportivo aguantaba como podía, el hombre de menos empezaba a pesar.
Acuña la manda por arriba en un tiro libre, y luego Orellano se la deja en las manos a Bitz. Acto seguido Mecadán intenta atacar, saca remate que desvía Bitz, la pelota pega en el travesaño y la termina despejando Benito.

Silbato final apiadándose de las mortificadas almas futboleras, y empate que premia/castiga a ambos equipos por igual.

Una vez más, silencio.
Algunos aplausos aislados para alentar a los jugadores que se retiran, y vuelta a casa.

La semana pasará rápido, como pasan los tiempos últimamente.
Se dirán cosas, se opinará de diferente manera, se pedirá esto y lo otro, se seguirá hablando sin saber... pero solo una cosa es cierta, el domingo hay que visitar a San Martín y el panorama no es muy alentador.
El equipo tiene mucho amor propio, eso se ve en cada partido, pero también se ve un nivel de nerviosismo que es necesario empezar a bajar.
Los resultados no se están dando, es cierto, pero siempre hay posibilidades de cambiar.
Será el "Isidro Pujol" el testigo de ese cambio?
Por el bien de ese fútbol, cuyo conocimiento esta reservado para unos pocos, esperamos que si.

22.6.08

Frio y destemplado

Frío y destemplado el clima sobre Pehuajó.
Frío y destemplado seguía el clima sobre J.J. Paso.
Fríos y destemplados quedaron los simpatizantes azules.

Si vamos a describir el partido, podremos comenzar con un aburridísimo inicio, un interesante final de la primera etapa, un emotivo segundo tiempo y un cierre a todo trapo.
Hubo de todo y para todos en la tarde pasense, pero el festejo final fue para el que planteo las cosas de manera mas inteligente, y porque no... mas arriesgada.
El que no arriesga no gana, reza la frase hecha. Y así pareció pensar Lamón cuando a los diez minutos del segundo tiempo sacó dos volantes para mandar dos atacantes.
A todo o nada.
Y le salio bien.

El partido empezó como el día, frío, muy frío.
Los dos equipos se cuidaban demasiado y nadie quería tomar la delantera, ni la lanza de ataque.
Apenas algo de Sioma por los locales y de Zamorano por la visita.
Recién a los 12 minutos tuvimos la primera emoción cuando tras un centro del Tatu Galarreta, Cardone cabeceó apenas desviado.
Bruno empezaba a mostrarse como la posible carta de gol de un Depo que venía sufriendo la falta de conversión.
Pero el partido seguía en un pozo difícil de sortear, y nadie le tiraba una soga.
Sobre los 26, Emiliano de Felice parece sacudir la modorra y llega hasta el fondo para tratar de definir sobre la cabeza de Bitz, pero Damián Martínez, muy atento, cierra la jugada cabeceando al corner. De este tiro de esquina, casi Sioma abre el marcador, pero se remate se va desviado.

Parecía como que todos querían salir del letargo.
Dos minutos mas tarde, un tiro libre de Benito es peinado por Cardone, pero la pelota alcanza a rozar a un defensor local y se pierde.

Hasta que llega el primer grito de la tarde.
34 minutos, Leonel recibe una pelota cruzada entrando al área, la baja, tira el buscapié y Cardone que venía entrando por izquierda la empuja al fondo. Gol y grito azul en el estadio. El Depo se ponía arriba.
Festejaba la hinchada azul cuando saca Progreso del medio, pelota a la izquierda, Alexis Sanchez que la corajea sobre la línea, se va hasta el fondo, sigue llevándose consigo a todos sus marcadores, la domina sobre la línea de fondo, entra al área y cuando le sale Bitz se la coloca con una gran definición junto al palo para un golazo que le daba el empate a Progreso.
En un minuto teníamos dos goles como para sacudir el frío y empezar a pensar en un partido distinto.
Así fue, había cambiado la tónica del encuentro.
A los 40', tiro libre para el Depo, pelota al área, salta Cardone, la peina y la pelota se mete en el ángulo junto al palo, lejos de la estirada de Kondrasky.
El Depo se volvía a poner en ventaja.
Sobre el cierre es Benito el que no puede conectar de cabeza, y el primer tiempo se va con la victoria azul a cuestas.
Aprovechamos el entretiempo para tomarnos un cafecito caliente, recuperar fuerzas y meternos en el segundo tiempo.

Lavada de cabeza en el vestuario, y Progreso que sale con todo a dar vuelta la historia.
Adivinábamos que el Depo se iba a parar de contragolpe, aprovechando la gran velocidad que desarrollaba de mitad de cancha para adelante y la definición que hoy prometía Cardone.
Sioma erró por poco el empate apenas iniciado el complemento y mostraba el cambio de actitud del local.
Pero a los 6, Zamorano le pone una gran pelota al imparable Cardone y el derechazo del delantero se transforma en el tercer gol del Depo.
Locura en la hinchada visitante, y las caras de los locales empezaban a mostrar preocupación.
Parecía que si Deportivo quería, podía llegar a llevarse una buena victoria del Constantini.
Progreso atrás daba ventajas, y Deportivo las estaba aprovechando.
Entonces, Lamón movió sus piezas.
Como si fuera una partida de ajedrez, sacrificó las torres para poner mas alfiles. Salieron dos hombres del medio e ingresaron a la cancha Paveza y Bidondo, dos hombres de ataque.
Jugada brava porque le regalaban a Deportivo el medio y con los problemas defensivos que tenían podía llegar a ser catastrófico.
Pero la jugada salió bien, un poco ayudada con el cambio de estrategia de los azules, que se replegaron demasiado.
Tanto que los largos pelotazos de Bitz no encontraban ninguna casaca azul pasando media cancha.
A los 17 minutos, tiro libre de Bidondo, pelota al arco, vuela Bitz, rebote, y Alexis Sánchez que estaba atento la manda a guardar. 2-3 y el fantasma azul empezaba a asomar su pavorosa cara.
Bidondo tiene, a los 25, la oportunidad de empatar pero Bitz se queda con su tibio remate.
El Depo se veía superado por un Progreso que iba con mucha actitud y ganas. Y para peor, había renunciado al ataque.
A los 31 comienza la cuesta abajo.
Ataque de Progreso, mano en el área de Zapata... penal.
Segunda amarilla para el defensor azul y el Depo que se queda con uno menos, sumando un expulsado más a la lista.
Alexis Sanchez, a los 32, se encarga de ejecutar la pena máxima y empata el partido, y el protagonismo, ya que al igual que Cardone, consigue su "hattrick".
Un minuto más tarde, con Progreso dominando, fuerte foul de Acosta a Sioma y roja directa.
Seis expulsados en tres partidos.
Y a aguantar.
De ganar cómodamente, a mantener un empate, hay un trecho muy largo y el Depo lo estaba transitando.
Los dos hombres de menos hacían pensar que en cualquier momento podría llegar otro desenlace.
Los minutos corrían y Progreso estaba acorralando a la visita.
A los 42 se lo pierde Lovera, con un remate cruzado que se va desviado. Y a los 43 es Bidondo el que se queda con las ganas.
Deportivo ya estaba llevándose un empate heroico.
Berruti marca el descuento y toda la visita esperaba que el reloj corriera rápido.
47 minutos, pelota a la izquierda, a media altura, Sioma que le pega tremenda volea y a cobrar. Golazo. 4-3.
Historia con final conocido.
Sioma que no lo grita por "respeto a los dirigentes de Deportivo, que me trataron muy bien", según sus propias palabras al cierre.
Pitazo final y delirio en el Constantini.
Alegría en los de camiseta albirroja.
Otra vez caras largas con camiseta azul

El panorama es sombrío, o al menos parece serlo.
La semana próxima será visita de Defensores al Garré, y ahí estará la gran oportunidad de empezar a despegarnos de una posición incómoda de cara al futuro.
Pero, además de suerte, pareciera que está faltando algo de serenidad.
Hoy se pudo convertir, pero se prefirió dejar de hacerlo.
Hoy se pudo ganar cómodamente, pero se decidió cuidarse demasiado.
Hoy se pudo empezar a despegar, pero nos quedamos atornillados en la tabla.
Hoy, no puede volver a repetirse.

16.6.08

Al horno, pero sin papas... por la escasez

Paso el día de padre, es lunes, hace frío.
Muy diferente al clima interno de la gente, con las cosas que están pasando en el país.
Algunos rumores de suspensión de la fecha, dada la falta de combustible en la zona. Pero al final, llega la confirmación... todos a la cancha.
Mediodía con una rica buseca, para ir entrando en calor.
El termo y el café en el bolsito, y a ver al Depo.

Animos?
Sacando el común a la gente que ya dije arriba, bien.
Partido difícil, equipo difícil, y por el otro lado la gran duda de como iba a formar el equipo dadas las tres importantes bajas.
A eso había que sumarle la lesión de Colo, entonces las dudas se hacían mas grandes aun.

Llegamos a la cancha, panorama desolador. Poca gente.
A lo lejos, sobre la ruta 5, se veía la inmensa cola de autos intentando conseguir un poco de combustible en la única estación de servicio que lo vendía.

Se acerca la hora del partido, sale el arbitro y sus colaboradores, sale el Depo, todos para cumplir con el pedido de la Liga de comenzar a horario.
La visita se hacia rogar un poco.
De pronto asoma el arquero de Atlético, lo apuran, y se manda solo a la cancha, mientras sus compañeros se quedaban esperando que algunos retrasados se sumaran... para salir todos juntos, no sea que se rompan una de esas estúpidas cabalas que pueblan el fútbol.
El arbitro que se enoja, se acerca al túnel y reclama que salga el equipo como este.

Empezamos mal.

Comienza el partido y empiezan a estudiarse todos, como si no se conocieran de hace tiempo ya.
Mucha presión en el campo de juego, mucho peloteo que va y viene, pero no pasa nada hasta los 17, en que Leonel roba una pelota, se va rumbo al arco y le mete un pase a Zamorano que dispara apenas desviado.
El partido vuelve a lo que venimos viendo, un espectáculo aburrido.
Y a los 21, la jugada que le traería problemas al Depo.
Pierna fuerte de Castillo, segun el arbitro una plancha grave, roja directa.
El Depo perdía un importante hombre y sumaba una cuarta expulsión en dos partidos.
A los 30 e que comete una fuerte falta es el 10 visitante, Bacas, pero el arbitro no la considera de tal gravedad, ya que ni una amarilla muestra.
El partido se empezaba a poner feo y ya comentábamos que iba a terminar mal.
Pero, poco a poco, se fue calmando la cosa.
A los 32 un pelotazo al área visitante lo encuentra a Damian solito para definir de cabeza, pero le pifia a la pelota y el peligro se diluye.
Otra vez la misma historia, falla en la definición.
Atlético se empezaba a animar un poco y el partido era parejo.
Las pifiadas se multiplicaban en uno y otro lado, y esto tenía destino de cero.
Fin del primer tiempo.
Cafecito para combatir el frió, y a aguantar otros 45.

Atlético no era ni la sombra de lo que había mostrado el domingo anterior frente a Estudiantes, y el Depo... era mas de lo mismo. Mucho empuje, muchas ganas, pero al legar al ultimo instante: nada.

En la segunda etapa la cosa no cambio, aunque se vio un poco mas de movilidad en ambos equipos.
La tuvo el Depo al inicio, cuando un tiro libre cerrado de Zamorano no pudo ser retenido por Diaz, y casi casi Damián la domina.
Mas tarde Diaz vuelve a lucirse, cuando Cardone prueba tras un buen pase de Leonel.
Pero en la contra Atlético casi abre el marcador, aunque el Tatu Galarreta se interpone en la linea y salva el gol.
Promedia el segundo tiempo y empiezan a verse espacios que antes no se veían.
Deportivo empezaba a replegarse, las piernas ya no rendían como antes y el hombre de menos se empezaba a notar.
Las escapadas de Zamorano ya no surtían efecto, y la soledad de Leonel y Cardone arriba se hacia notoria.
Empieza a acercarse Atlético y Bitz debe esforzarse para salvar su arco.
Hasta que a los 25 se produce lo que se veía venir.
Mancisidor se manda en diagonal, lo dejan venir, se acomoda, patea desde la puerta del área, la pelota pega en el palo y se mete lejos de la estirada de Bitz. Golazo y 0-1. Fin de la historia.
Si, porque a partir de ahí el Depo fue solamente buenas intenciones, y mucha desesperación.
Hasta Huguenin termino jugando de 9, y Deportivo quedaba expuesto a la contra que determinaría el tiro de gracia en la fria tarde pehuajense.
Pero el Depo no bajaba los brazos, y pese al riesgo, tenia sus oportunidades... pero eran solo eso, oportunidades. Seguía faltando la definición.
Y la suerte.
43 minutos, Zamorano saca un tremendo derechazo y la pelota que parecía meterse por sobre Diaz, termina rebotando en el travesaño.
De ahí al final, todo fue de Atlético. Sin mucho peso, pero con mas aire como para mantener la ventaja hasta que Suarez, de regular arbitraje, hizo sonar el silbato.

Una vez mas, cabezas gachas...

Una vez mas, nada para el Depo.
Una vez mas, no se pudieron concretar las situaciones.
Una vez mas, se cumplió la vieja ley no escrita del fútbol.
Se sufrieron en el arco propio.

El domingo que viene habrá que salir de viaje por la ruta 5, rumbo a la casa del subcampeón 2007 y ganador del Preparación, Progreso de J.J. Paso.
Volverá Ferreira, pero seguirán faltando hombres importantes en el armado del juego azul.
Lo que no sabemos si aparecerá de una vez por todas es su majestad el gol, y sin el, en medio de este invierno por venir, estamos al horno.

Declaraciones de Campeones

ShareThis