15.6.15

RUMBO A LO DESCONOCIDO...

No, no voy a volver a este blog para hablar de ciencia-ficción. Mas bien, de un viejo programa televisivo de sci-fi.
El motivo de estas líneas es principalmente, volver a empezar, y en segundo lugar hablar de esta nueva oportunidad que tiene la selección argentina de ganar... ALGO.

Pero, a ver... desconocido porque?

Simple... han pasado 22 AÑOS! desde que la Argentina ganó algo en fútbol.
Bueno, si, a nivel juveniles ha ganado mucho... aunque también han pasado ya algunos años del último gran logro. Y la realidad nos muestra que las expectativas han bajado mucho.

Cada año, cada nuevo torneo, cada inicio de ciclo, renace en todos los amantes del fútbol e hinchas de nuestra selección, la esperanza de poder mostrar de una vez por todas que somos lo que siempre decimos ser. Y cada año, cada nuevo torneo, cada fin de ciclo, terminamos con esa sensación de vacío y frustración que nos va perforando de a poquito esa pasión.

Es innegable la calidad de los jugadores que integran el plantel, de los mejores del mundo, sin dudas. Y obviamente caemos en la lógica mención del mejor jugador del mundo en nuestros tiempos, Lionel Messi.
Y sobre Messi, sobre su cabeza tuneada a la moda que esté vigente, pesa la presión de todo un pueblo fanático que quiere verlo brillar en su equipo y levantar toda copa que se le cruce en el camino.

Pero al tipo, no parece importarle. Que se yo, es la sensación.
Estoy cansado de defenderlo, estoy aburrido de sacar la cara por él. Estoy cansado de pelearme en discusiones inútiles acerca de su calidad... quién puede discutirla?

Yo lo quiero ver jugándose a fondo, peleando como león, haciendo simplemente todo lo que hace por la camiseta de su club.
Ya sé, y no necesito que nadie me lo refriegue una y otra vez, que en el Barça esta acompañado por verdaderos monstruos, que juegan todos para él, que lo hacen brillar.
Che, en la selección tenemos tipos que son figuras en sus equipos... o sea, solamente hace falta que alguien los haga jugar como tal.
Ya no tengo ganas de ilusionarme con cada arranque de jugada que usualmente terminan en gol del Barcelona, pero que cuando las inicia con la camiseta de la sele, terminan en cualquier lugar menos en el fondo del arco.

Pero bueno, agarramela con Messi solamente tampoco sería justo.
Son 11 tipos ahí, mas los que entren como suplentes.
Tipos que la pelearon como fieras y nos pusieron en la final de la Copa del Mundo en Brasil; tipos que nos ilusionaron con volver a festejar, con pasar cuatro años a pura sonrisa; tipos que nos dejaron con las manos vacías.
Son resultados, se gana o se pierde. Es verdad.
Pero no me sirve.
Yo, con la selección, quiero ganar siempre.
Quiero que toda esa nueva generación que nunca la vio campeona salga a festejar como pude hacerlo yo en aquellas épocas.
VEINTIDOS AÑOS!
Es mucho.

Esta Copa América es la gran oportunidad de volver a sentir esa alegría, no la "madre de todas las alegrías", pero al menos la tía.
Y según lo visto en el primer partido, se me está yendo la esperanza. Algo así como una sensación de "mas de lo mismo".

En fin, este viaje que ha iniciado la selección argentina en Chile solamente puede tener un final... la Copa.
Es mi opinión como hincha. Es mi opinión como incipiente analista. Es mi opinión.
Cada uno tendrá la suya y es sumamente respetable, sea cual sea.
Espero que se respete la mía.
Pero mas aún, espero que la Argentina se respete a sí misma, y así que cada inicio de un nuevo torneo deje de ser un viejo programa de televisión de ciencia ficción.

Ojalá que los programas deportivos, allá por principios de julio comiencen con la mítica introducción:
"Nada le está sucediendo a su televisor. No intente ajustar la imagen..." 
Y lo que siga sean las imágenes de todo un pueblo festejando el título.

Ojalá.

29.12.12

TOTAL.. NO PASA NADA.


Lo decía el Negro Rada, y lamentablemente lo único que hacía era reflejar una realidad que se nos muestra día a día. La liviandad con que se toman las cosas en nuestro país.
Y como Pehuajó es parte de este querido territorio, no tenía porque ser la mosca blanca.
Claro, hay muchos que ignorarán a que me refiero, pero cuando mencione al fútbol local gran cantidad de es agente sabrá de que se trata, otros no.
Para esos otros, hagamos un resúmen de lo acontecido el domingo 11 de noviembre de 2012.
En la ciudad de Pehuajó, en el estadio Alberto irigoyen, jugaban el partido desempate para el campeonato los equipos de Atlético K.D.T. de la ciudad de Pehuajó e Independiente de la ciudad de Bolívar.
Los partidos previos habían finalizado con un triunfo para cada uno, ambos merecidos dentro de los parámetros normales de un partido.
Lo único que estaba enrarecido, era el ambiente contextual. Las redes sociales, los programas radiales, el mundo futbolístico en general, recibía los comentarios de simpatizantes de uno y otro equipo que haciendo gala del famoso "folklore" se dedicaban algún que otro párrafo que fue tomando un espesor tal que ya parecía como que había un enfrentamiento entre ciudades.
Lejos de eso, solamente era un partido de fútbol.
Claro, era el partido que coronaba la labor de todo un año, y al cual llegaban los dos mejores equipos. Sin duda alguna.
La cuestión que el cotejo en cuestión trajo al estadio una cantidad realmente importante de simpatizantes. De todos los colores. Los que seguían a sus equipos y aquellos que solamente acudían para ver una final.
Y el partido se desarrolló dentro de la normalidad de una final. Con nervios, con roces, con cánticos. Todo lo que tenía que ser. Una fiesta.
Hasta que llega la primera mancha.
Minuto 41 del primer tiempo, error del arquero de Independiente al tomar con las manos un pase atrás de un compañero. Tiro libre indirecto.
La ejecución del mismo provoca que la barrera ubicada en la línea detenga el balón por la mano de uno de sus integrantes. Para el árbitro Carinci, Enzo Ruiz. Para el testimonio fotográfico, Leo López. Por lo que la tarjeta roja fue para el delantero y goleador Ruiz.
Error del árbitro? Y bueno, todo parece indicar que sí. Pero en la foto se ve que López (8) está al lado de Ruiz (10) y en el fragor pudo ser fácil confundirse.


Pero Independiente se quedaba si su mejor hombre. Y en una final, eso puede ser determinante.
Antes de patearse el penal hubo un par de discusiones, insultos por lo bajo y algunas amarillas, pero luego de eso Calzacorta cambió el penal por gol y K.D.T. pasó a estar cerca de la gloria.
Claro que todavia faltaba todo un tiempo.
Al parecer, y según cuentan quienes estaban en el campo de juego o cerca de la acción, en una de esas discusiones un jugador de K.D.T. le dice a un bolivarense alguna frase poco feliz respecto de su familia y un accidente muy grave que había ocurrido unos meses atrás. Eso enrareció aún mas el ambiente, y el segundo tiempo salió a jugarse con otro clima.
De todos modos, se completó el partido, con alguna interrupción por intento de invasión para un festejo anticipado y K.D.T. fue un justo campeón.
Y donde esta el problema?
El problema estuvo en que finalizado el partido hubo invasión tabmbién del público bolivarense, hubo corridas, jugadores de Independiente que corrieron a golpes a ese jugador que habría hecho el comentario indebido. Jugadores de K.D.T. que salieron a copar la parada. Gente que se metió en el pleito. Piedrazos contra las cabinas de transmisión. Y como corolario bizarro, un par de hinchas de Independiente que se roban las copas y salen corriendo con ellas rumbo a su tribuna.
Patético y ridículo. Parecía una remake de Benny Hill.
Hinchas de K.D.T. que corrían a los ladrones de copas.
Uno que queda enredado en un arco y decenas que se le vienen encima para darle una soberana paliza.
Todo ante una cuasi pasividad policial que no estuvo a la altura del acontecimiento.
En síntesis un hecho vergonzoso que hasta tuvo la "fortuna" de llegar a los medios nacionales.
Durante las semanas posteriores los involucrados desfilaron por ante el Tribunal de Disciplina. Se hicieron muchas conjeturas acerca de la severidad de las penas, de las pruebas visuales, del futuro de los equipos bolivarenses en la Liga. Etcétera.
Unos pocos solamente, dudábamos.
No queríamos, pero dudábamos.
Queríamos creer en la ejemplaridad de las medidas, pero dudábamos.
Y nuestras dudas fueron despejadas.
El miércoles 26 de diciembre de 2012, en Boletín oficial 42, la Liga publicó las sanciones.
Siete meses, sí, SIETE MESES, al jugador Calzacorta, signado como el responsable de la frase hiriente que desencadenó la sucesión de hechos. Cómo pudieron probarlo? Confesión de parte?
Para el resto de los jugadores que participaron en la gresca generalizada, toda ella documentada en varias fotos, videos y hasta emitidas en canales nacionales, sanciones que orillaron entre 2 y 3 fechas. Sí... DOS Y TRES FECHAS!
Toda una muestra de responsabilidad y de compromiso con el espectáculo.
Toda una señal para que en el futuro, señores, agarrense a trompadas y a patadas, rompan cosas, agredan al rival, conviertan una fiesta en un bochorno, total....
Total NO PASA NADA.

VERGUENZA.

15.4.12

CENICIENTA ENCONTRO EL ZAPATO.

Una hermosa tarde de domingo para un buen partido de fútbol.
Dos equipos caracterizados por el buen trato de pelota.
Por un lado, el Depo, reciente campeón. Por el otro, Independiente de Bolívar, con un antecedente muy flojo en el 2011. La cenicienta del grupo, el equipo que era goleado en cada encuentro.
Pero el 2012 vino con otra versión del cuento.
Y fue el equipo de Bolívar el que se llevó los laureles derrotando a domicilio al último vencedor de la Liga.
Con un planteo muy efectivo, basado en el orden.
Enfrente, un Deportivo desconocido, desordenado, sin profundidad, sin definición. Jugando muy pasivamente, tal como lo calificaba su propio golero, el eterno Julio Díaz.
Empezó mejor parada la visita, mostrando un orden que no estábamos acostumbrados a ver.
A los 6', una palomita de José Maxwell, una de las figuras, abrió el marcador enmudeciendo a un escasamente poblado Garré.
Era demasiado temprano, y se hizo sentir.
A partir de ahí el Depo quiso, pero no pudo. El rival estaba siempre listo para entorpecer el camino. Presionando, molestando, y los que es peor... jugando.
Entonces los esfuerzos azules quedaban nulos, y solamente quedaba el recurso de patear de lejos tratando de forzar algun error del buen arquero Gonzalez.
Así fue pasando el tiempo y Deportivo no supo como llegar con real peligro a no ser por una linda jugada combinada que terminó rematando desviado el correcto Malchiodi, y luego un remate en el área del debutante Zuzic que alcanzó a pegar en un defensor bolivarense para perderse en el corner.
Sobre el final de un flojo primer tiempo, el baldazo de agua fría fue nuevamente para el local, cuando Maxwell se fue solo ante un error de Bianchi cerca del medio, y ello derivó en el último recurso de Damián Martínez casi entrando al área, que finalmente fue castigado con la tarjeta roja por parte de Carinci, de correcto arbitraje.
En el complemento, Deportivo salió a buscar el empate y tratar de enmendar los errores. Y a los 4' tuvo su premio cuando tras un tiro libre ejecutado por el Poroto Arive. Cuando todos esperaban el centro, la pelota se desvió en la barrera, dejando descolocado al arquero Gonzalez y finalizando en el fondo del arco.
Era el empate buscado.
Deportivo parecía haber despertado y la visita parecía confundida, pero duró poco la situación, pues de los pies de Enzo Ruiz, otro de los altos puntos en Independiente, salió la asistencia para Maxwell que con tranquilidad la dominó en puerta de área, y de zurda la colgó en un ángulo decretando el 1-2 ante la atónita mirada del Gato Díaz.
La visita siguió con su libreto de apretar, presionar y no dejar jugar, y Deportivo poco a poco fue cayendo en esa red.
El azul  intentaba hacer pie en el medio, pero la gran tarea de Arbe y Gustavo Ruiz lo impedían.
Ni siquiera la presencia desde el inicio del complemento de Matias Collado podía equilibrar las cosas.
Tras una contra, la pelota llega hasta Enzo Ruiz, quien la domina, deja a Bianchi en el camino y con mucha clase doblega a Díaz poniendo el 1-3, allá por los 15'.
El hombre de menos se sentía y Deportivo no alcanzaba a ordenarse. La urgencia por conseguir el empate sólo trajo mas espacios para un Independiente que fue letal.
Pero todo esfuerzo tiene su recompensa.
Sobre los 42' llegó el descuento para los azules tras gran jugada de Collado, que asistió a Peredo, quien ingresando por derecha sacó un sablazo que puso el transitorio 2-3.
La esperanza renacía, pero duró un suspiro.
Dos minutos mas tarde, otra contra encontró a un inquietante e interesante Sergio Valdes en inmejorable posición, con la sola presencia del Gato. Y su remate suave entró junto al palo derecho para decretar el definitivo 2-4.
En síntesis, Independiente de Bolívar renació de sus cenizas y comenzó el 2012 con toda la esperanza de ser protagonista.
Deportivo pareció no darse cuenta que el campeonato había comenzado.
Ahora es el turno de Calaveras. Visitar el 7 de abril será toda una prueba para este Depo que tiene como objetivo repetir su logro del 2011.
Pero deberá sacudir la modorra y buscar el traje de campeón que quedó en el placard.

2.12.11

Tensa espera

El domingo se vivio una fiesta en el Garre, esa que a uno le llena el alma.
Mas alla del resultado, mas alla de la victoria merecida del Depo.
Mas alla del primer paso dado hacia el campeonato.
Mas alla que todavia falten 90 minutos por jugarse, y donde, porque no decirlo, cabe la posibilidad de perder e ir asi a un tercer partido.
Mas alla que algun imbecil piense que esto es una guerra y no solamente futbol.
Mas alla que estupidos confundan pasion con patoterismo.
Mas alla de las cargadas folkloricas que uno pueda hacer y que deba bancarse en caso de que la suerte juegue en contra.
La fiesta que se vivio en el Garre, por parte de ambas hinchadas, solo es merecedora de la frase de aquella propaganda de una tarjeta de credito: No tiene precio.

De grandes ligas...

Y son esas pequeñas pero grandes cosas, las que a uno le dan la derecha cuando dice que este deporte es el mas lindo del mundo.

Claro, y aca me pongo en simpatizante, cuando gana tu equipo... mejor.

Y fue el Depo el que se llevo el primer chico de esta historia a mejor de tres que va a definir la Liga pehuajense 2011.

Porque fue el Depo el que ingreso a la cancha mas concentrado, y con la intencion de llevarse por delnate a KDT.
Y fue el visitante el que no pudo contener esa furia azul del inicio, y le costo acomodarse.
Encima si ligas un gol en contra en los minutos iniciales... lo mas probable es que se te complique la historia.

A ver, recuento rapido.
Al minuto centro de Longhini, no llega Cardone, corner y luego Bacas que remata debilmente a las manos de Calandria.
Enseguida, otra vez Bacas que solo se lo pierde.

A los 6' lateral sobre la izquierda que hace rapido Collado para Bacas, el delantero que encara el area, amaga, deja a Carrica en el camino y sacude zurdazo cruzado que se convierte en el pirmer y unico gol del partido.
Delirio en la tribuna azul y desazon temprana para los albirojos.

A remarla. No quedaba otra para el equipo visitante.

Y replico el visitante, cuando Carloncho eludio a un par de jugadores azules, remata y el Gato Diaz ataja abajo, da rebote y Calzacorta termina tirandola afuera.
Estuvo cerca el empate para los cadetistas.
Y un tiro libre a los dos minutos pega en la barrera, abren la pelota para Hidalgo y su remate termina pegando en la base del palo y el Gato Diaz que vuelve a salvar al Depo.

Se ponia linda la final, infartos masivos por todos lados y todavia faltaban 80 minutos.

El primer tiempo siguio asi, un Deportivo tratando bien la pelota, un KDT intentando recuperarla y tratando de encontrar algun espacio para lograr la igualdad deseada.

A los 31' Calzacorta pivoteo para Hidalgo, remate a la carrera del delantero albirojo y otra vez el Gato ahogando el grito de gol.
KDT parecia merecer algo mas.

La segunda parte prometia ser mas intensa.

Otra vez es Deportivo el que arranca mas concentrado, y al minuto gran jugada de Zamorano, centro pasado y Bacas en inmejorable posicion cabecea afuera, cerca del palo.
A los 3' un bombazo de Bacas exige a Calandria, quien responde en gran forma.

Tres minutos despues se lo pierde Merlo, quien remata por arriba del travesaño.

El grito de gol enmudecio a los 17 cuando Zamorano tras gran jugada personal, remata y la pelota pega en el travesaño y rebota a centimetros del gol. Collado que toma el rebote y prueba, para que un defensor la desvie al corner.

Se pone complicada la situacion para el Depo, cuando a los 25' Klemenco se va expulsado por doble amarilla. Baja importante.
Y KDT que se va con todo dejando solo a Hidalgo que remata desviado ante la salida del Gato, cerquita del palo.
A los 27' un salame que tira un proyectil al campo de juego mientras los arbitros se refrescaban, cosa que Bartolome eligio ignorar y privilegiar el espectaculo mientras la propia gente del Depo le llamaba la atencion de forma poco amable al bobo de turno.

Se equilibran las cosas cuando Facundo Ortiz le pone un codazo al recien ingresado Matias Collado  ve la roja directa.Importante perdida, tambien, para el visitante.

Y se venia el final.
La gente local festejaba en la tribuna, y en la cancha el Gato se vestia de heroe otra vez al sacarle un buen cabezazo a Carrica.
Y otra vez Diaz, para cerrar una gran tarde, le saca el gol a Iriarte tras una gran jugada de Hidalgo.

Y asi se va el partido, el primero, el de la esperanza para el Depo.
Gran triunfo azul, trabajado triunfo.
A esperar al domingo. A esperanzarse.
Se puede. Se quiere.
Se lograra?

Lo que mas importa, volviendo a los parrafos iniciales, es que no se empañe la fiesta.
Que no muera el futbol.

6.11.11

El saludo final.

Que buena forma de terminar una etapa mas de este torneo de Liga.
Que linda manera de ponerse a esperar las semifinales.

Una tarde de domingo primaveral, un buen marco de publico, y las ganas de seguir creciendo, de aumentar la confianza y de soñar con ese premio final.
Pero, esta bien, pongamos los pies sobre la tierra y vayamos paso a paso, como alguna vez dijo un entrenador famoso.

El partido prometía ser mas que interesante, un Deportivo ya clasificado primero, con poco compromiso real para esta tarde, pero con un gran amor propio que llevo al técnico azul a poner en cancha lo mejor que disponía. Por el otro lado, el rival de turno. No cualquier rival, sino ese clásico que nos supimos ganar en los últimos años y al cual ya habíamos amargado mas de una vez.
Esta podía ser una mas.

Y así lo fue.
Convengamos una cosa. Deportivo no fue mucho mas que Defensores a punto tal de borrarlo de la cancha. Fue mas practico. Jugo con la desesperación del rival y le salio redondo.

Un primer tiempo en el cual Defensores no mereció irse perdiendo, pero en el cual Deportivo no perdonó la situación que tuvo, a diferencia del Defe.

A los 3' se produjo la primera situación cuando el Poroto Arive intento un remate desde lejos, el cual no pudo retener Gortari dejando que la pelota se vaya al corner.
Y esa fue la única posibilidad que tuvo el azul hasta la apertura del marcador.
El resto fue del local.
Pero, entre la impericia de los delanteros y la gran figura del juvenil arquero Orifici, al Defe chu chu se le fue acabando el combustible.
La había tenido Sosa tras un pase atrás de Mayoz, y Collado que se cruza para ahogarle el grito a la gente del Defe.
Después, un tiempo de jugarse en el medio de la cancha. De intentar pasar al ataque, pero con defensas que sacaban todo y dejaban que en la mitad se decidieran las acciones.
Recién a los 21' la tuvo de nuevo Defensores.
Pase de Sosa que se va por izquierda, centro para Mayoz y Malchiodi que se interpone para sacarla al corner.
Defensores perdía otro oportunidad clara.
Y entonces, el baldazo azul.
Bacas que se va por la izquierda en jugada personal, Collado que se pone a su lado, amague de pase, remate con alguna complicación al arco, Cardone que se anticipa a todos y la manda adentro para que festeje la tribuna visitante.
La victoria del Depo ponía fin a los sueños azulgranas y se veían venir minutos cargados de suspenso, con un Defensores tirado al ataque y un Depo aguantando a la espera del agujero negro que le permita pasar a otra dimensión.
La tuvieron los locales, primero por intermedio de Mayoz y su zurda, tras una gran apertura de Sosa, y una gran atajada de Orifici.
Luego la mas dramática. Corner que cabecea Sosa, Lucas que intenta meterla, travesaño, pica afuera de la línea, Erramouspe que intenta rematar y nuevo corner. Centro pasado, pelota que vuelve al área y Erramouspe que remata para otra gran salvada de Orifici.
La gente del Defe protestaba al árbitro por esa jugada, reclamando que la pelota había ingresado, pero ni los propios jugadores de Defensores protestaron la jugada, dándole la derecha al árbitro Cejas.

En el segundo tiempo el panorama estaba claro. Defensores se iba a mandar al ataque en busca del ansiado empate, y porque no un posterior triunfo, con un Deportivo plantado como mejor le gusta, a la búsqueda de espacios.

Pero la primera oportunidad es del Depo.
12' y Bacas que se engolosina con una buena jugada propia, rematando alto y desviado en inmejorable posición, cuando por detrás venían Cardone y Zamorano.
Defensores perdía en el medio, y Deportivo se afianzaba en el campo de juego, haciéndose dueño de la pelota y dejando pasar los minutos.
Defensores intentaba pero no podía avanzar.
Recién a los 24' se produce la gran oportunidad, cuando una media tijera de Mayoz pasa lamiendo el poste, en lo que hubiera sido un verdadero golazo y la gran oportunidad de remontar.
Pero un minuto después, Deportivo golpea.
Bacas que vuelve a hilvanar una gran jugada, pero esta vez pese a su buena posición le cede el honor a Cardone que fusila a Gortari y pone el 0-2.
La historia parecía volver a escribir el nombre de Deportivo Argentino en el listado de enfrentamientos, y Defensores volvía a quedar afuera de un torneo de mano del azul.
Pero a los 30' una luz de esperanza pareció renacer, justo cuando lo que se imponía por parte del local era un esfuerzo extra para dar vuelta la historia.
Y ese paso pareció darlo su goleador.
Sosa que aprovecha un espacio, remate desde afuera del área y la pelota que termina durmiendo en el arco visitante para un 1-2 esperanzador.
Y Defensores que iba, y Deportivo que esperaba.
Y los espacios que empezaban a aparecer.
Un tiro libre de Collado que no retiene Gortari le permite a Bacas disponer del balón, pero el remate se va desviado.
Luego Zamorano que se va solito, a pura gambeta, se acomoda, remata y Erramouspe que alcanza a interponerse para evitar el gol.
El local que reacciona en los pies de Mayoz, que se va en gran jugada y termina rematando de zurda para que Orifici vuelva a cortar el grito de gol.
Y finalmente, a los 39', Collado que comanda un ataque, pase a un Zamorano en soledad, gran jugada, se acomoda, abre su pie derecho y con categoría pone la pelota en el fondo de las mallas para el 1-3 definitivo y lapidario.
La desesperación y los nervios de Defensores iban en aumento y esa situación era capitalizada por los azules, poniendo la pelota en terreno contrario y cerrando los caminos hacia Orifici.
Sobre el final la tuvo Castillo, luego de una gran jugada de Lucas Gonzalez por izquierda, pero la pelota salió besando el poste.

Y así se terminó la historia, con una nueva victoria del Depo, y otra frustración para Defensores que verá las instancias finales del torneo desde la tribuna.
La gente de Deportivo que se fue del Irigoyen a puro festejo, y los malos perdedores de siempre que vociferaban frases de impotencia con amenazas e insultos propios de aquellos que adolecen de la mas importante de las grandezas, la de saber perder.

Un capitulo mas en esta historia de la Liga, un capitulo que vuelve a tener un tiñe azulado y que entra en una nueva etapa.
Semifinal contra Atlético de Mones Cazon y a otra cosa, el Depo esta en otra historia, el resto... hasta el año que viene, señorita.

17.10.11

Cuando viajar vale la pena...

Que difícil es escribir una crónica después de un resultado como el de este domingo.
Que difícil se hace dejar de lado el entusiasmo, ser mas objetivo y poner frialdad en el análisis.
Pero en fin, deberé dejarlo para el programa del lunes... en estos momentos solo me sale decir... VAMOS DEPO, CARAJO!!

No me gusta viajar, me cansa y a veces uno se vuelve con mas bronca que la que esperaba, con lo que el costo del viaje se hace mas gravoso.
Pero el partido, la circunstancia y un compromiso previo, ameritaban el hecho de hacerse los 30km hasta Curarú.

Hay que reconocer que finalizado el primer tiempo, y con un 2-0 en el marcador, uno se tomaba las cosas con calma.
Primero, porque había que comunicar el resultado y el resumen de la primera etapa con mesura objetiva y segundo porque parecía un poco abultado el score.

Y si, Unión no merecía perder por esa diferencia porque si bien el Depo había sido contundente en el marcador, las acciones estaban bastante repartidas.
Claro que el hecho de estar en ventaja desde las 12' le dio a los azules una tranquilidad como para manejar el partido.
Pero el ultimo campeón no se quedo atrás y busco también sus chances, convirtiendo al Gato en una figura importante en esa primera etapa.
El Depo, de la mitad para adelante era una maquina.
Con un Longhini jugando de asistidor, de lanzador de ataques, tal como lo había sido contra el Defe en el Garre, y la dupla Bacas-Cardone molestando arriba, mientras se venían encima también Damián, Klemenco y el Zamo. Un medio bien controlado por el Poroto y Matías y atrás un poco mas de firmeza, aunque de vez en cuando alguna distracción nos hacia preocupar.

De todos modos, al final de la primera etapa quedo la sensación que Deportivo era un poco mas que Unión, y que si mantenía el aplomo necesario y la concentración podía liquidar el partido rápidamente.

La primera jugada de peligro llego a los 9 minutos cuando una pelota al área es bajada por Bacas, un poco molestado por Cardone, ambos con la intención de hacerse de la pelota, y finalmente es Bruno quien le pega con alguna dificultad para que Gentili se quede con el grito de gol visitante.
Enseguida otro ataque azul, centro de Damián, de permanente subida por la izquierda, cabezazo de Guagliarello, la pelota que se estrella en el travesaño, rebote que le queda a Zamorano que con gran precisión termina mandando la pelota al fondo de la red, para que la hinchada azul pueda gritar el gol.
Iban 12 minutos y estaba bien. Deportivo era un poco mas profundo y obtenía el premio a esa actitud.
Unión se sintió herido en su orgullo y salio a buscar el empate.
A los 16 Badano que descarga con Chaparro, que entraba solo, remate del delantero y la pelota que se va cerca del palo.
Avisaba el campeón.

El partido se hacia de ida y vuelta, otra vez parecía que íbamos a tener un gran espectáculo, Longhini es el que ensaya ahora desde la puerta del área tras un pase de Guagliarello y Gentili vuelve a decir no.

Los locales seguían buscando el empate. Frankenberger sobre los 20' se va por la izquierda, tira centro rasante, el pie de Badano que la desvía, y la pelota que pasa lamiendo el palo.
Unión se acercaba a su meta, el empate parecía querer cobrar vida y la gente local se entusiasmaba.
Pero ese entusiasmo casi se convierte en parálisis cerebral, cuando unos minutos mas tarde Zamorano estrella una pelota en el travesaño de Gentili y del rebote intenta Cardone y la pelota vuelve a reventar el travesaño. Susto para Unión. Resoplidos de frustración en el Depo.

Los albos volvían a intentar el empate cuando de un centro al área azul, Badano cabecea con gran precisión y el Gato se hace pantera, y le silencia el grito al delantero local.
Buen partido, iban y venían, peligro acá y allá. Algún gol iba a caer.

36' minutos. Pelotazo para Bacas que desde la derecha manda centro atrás y Bruno Cardone que les gana a todos, anticipa, toca la pelota con gran maestría y deja pagando a Gentili para marcar el segundo gol.

Locura en la gente azul y los locales que empezaban a pensar que la tarea se iba a hacer difícil.
Aunque a los 42' nuevamente Badano cabeceo para volver a agigantar la figura del Gato Diaz. Parecía que el arco del Depo no tenia forma de ser vencido.

En el segundo tiempo se adivinaba un Unión a pleno en ataque, porque el DT local metió a dos hombres de punta, sacando un defensor y dejando afuera a Chaparro que no había tenido un buen primer tiempo.

Durante los primeros minutos quedo claro que Deportivo se había plantado para la contra.
Le regala la pelota y el campo a Unión y se para bien atrás, cosa de salir en velocidad para tratar de liquidar el partido.
Y la cosa venia bien, porque Unión llegaba solamente hasta cerca del área, pero no pasaba de allí pues el cerrojo defensivo del Depo era muy efectivo. Claro que la pelota no terminaba de salir hacia adelante y por ello no podía el azul llevar peligro a la valla de Gentili.

Y lo tuvo Unión a los 12' cuando un disparo de Burgos volvió a probar la figura del Gato.
Parecía que el albo iba a probar suerte mas seguido, pero 4 minutos mas tarde comenzó lo que seria la caída final.
El Depo que sale de contra, pelota en los pies de Zamorano, toque corto para Longhini que se va  solo y cuando sale Gentili, con gran categoría, se la toca al segundo palo para poner el tercero del Depo.
La desesperación empezó a cundir en los locales, y el Depo se relamía pensando en ello.
Y cuatro minutos mas tarde, tiro libre para el Depo, el Poroto Arive que ejecuta la falta, pelota rumbo al área, rebote en un defensor y Longhini, como venia, mete una volea tremenda que se clava en el arco de Gentili. 4-0 y broche final.

A los 24' Deportivo se queda con uno menos.
Antes del cuarto gol se había ido reemplazado Bacas por Matías Collado (no, no se apuren, no es Matías el expulsado) y como Suárez entendió que se retiraba lentamente ex-profeso le mostró la amarilla, ocasionando un serio disgusto en el delantero azul.
Como decíamos, iban 24', cuando se anuncia un nuevo cambio en el Depo. Salia Maggiorano, que reaparecía después de su lesión y lo había hecho bien, para que ingrese Huguenin y como lo hacia caminando, aduciendo estar lesionado, Suárez pareció perder la paciencia y le mostró la segunda amarilla. Conclusión: Deportivo con uno menos y una decisión arbitral a nuestro parecer totalmente equivocada.
Mucha bronca en el banco del Depo y en la parcialidad azul por la actitud del arbitro.

El partido siguió con la misma tónica, un Unión tirado a la desesperada, y un Deportivo esperándolo ordenadamente atrás y con un manejo del partido que hacia prever un final anunciado.

Pero antes de eso... el quinto.
Pelota en contra para Lucas González, ataque sobre la izquierda, centro pasado para Longhini que venia a la carrera y pelotazo cruzado para vencer a Gentili y marcar su tercero personal.
Hattrick para el hombre de Olavarría y decoración para la torta azul.

Festejo, locura, una parcialidad visitante desbordada de alegría y el silbato final de Suárez que llega antes de que se cumpla el tiempo reglamentario.
Bocinazos y caravana de vuelta a Pehuajó y a esperar un par de semanas para intentar conseguir la clasificación a semifinales.

Sí, difícil ser cauto después de este resultado, después de ver un Deportivo jugando de la manera que lo hizo, prácticamente sin fisuras.
Pero pongamos por un momento los pies sobre la tierra... lo hicieron?
Bueno, ahora que los tienen bien apoyados... tomen impulso y salten, salten bien alto... festejen, griten, canten... el Depo ganó, gustó y goleó... que mas podemos pedir?

10.10.11

Chau Chau Defe

Esta bien, no suena muy diplomático el título, pero uno tiene su corazoncito y me quedo con el cantito con el cual la hincha del Depo despedía a la gente de Defensores luego del épico triunfo azul.
Es que fue un final a todo trapo, con los nervios a full, en un partidazo que nos brindaron estos dos equipos, ambos con la necesidad de ganar en este Petit.
Un 4-3 final, con el gol agónico del capitán del Depo, de Damián Martínez, que de palomita sentenció un partido que se hizo complicado desde el principio.

Hablar del cotejo en sí es tener que dar gracias, porque en la tarde horrible que vivimos en Pehuajó, que pareció querer alejar al público de la cancha, tuvimos un partidazo con mayúsculas... o sea, que quede bien en claro... un PARTIDAZO!
Y la gente, al final, respondió. Tal vez prediciendo que el sacrificio de ir a la cancha y no quedarse en casa durmiendo la siesta, valía la pena.

Empezó el partido con un lujo de Longhini, una de las figuras de la tarde, tirando un taco para un Zamorano lanzado al ataque, que al resbalar desperdicia la situación.
Y fue el preludio de un Deportivo convencido de levantar un nivel que venía en baja, y que con el correr de los minutos fue haciéndose dueño del cotejo, empujando a un Defensores muy agazapado hacia su arco.
Lo dicho, Defensores jugaba agazapado, es decir, el plan era clarito: salir de contragolpe aprovechando la velocidad de sus atacantes y mas aún, su peligrosidad. Y teniendo en sus filas a un magnífico lanzador como Mayoz, eso era posible.
Gortari salvaba un remate de Klemenco y ahogaba el grito de gol de la hinchada azul.
Y en seguida, contragolpe a la perfección, pelotazo para que peine Sosa, recibe Lucas Fernández y entrando al área, se acomoda, abre el pié y remata junto al palo para vencer al Gato Díaz.
Defensores se puso en ventaja y parecía injusto, pero lo que vale es el gol y había que arrancar de nuevo.
El Depo iba tratando de vencer a un Gortari que había comenzado un poco errático, pero que con el correr de los minutos se hacía difícil de vencer.
Y el Defe intentaba la contra. La misma historia en un partido que era muy atractivo y de ida y vuelta.
Y a los 36' otro premio a la contundencia ofensiva. Sosa que habilita de taco a Lucas Fernández, el delantero que se va abriendo hacia la izquierda, finalmente echa el centro y Mayoz que ingresa a la carrera y de cabeza clava el segundo gol.
Feo panorama para el Depo, que seguía haciendo el gasto, pero para que la sopa la tomara otro.
Pero dos minutos mas tarde llega el desahogo y la esperanza renace. Longhini, que estaba jugando de lanzador, y con mucha precisión, le hace un gran pase a Zamorano para que este tire un centro que Cardone capitaliza empujando la pelota al gol. 1-2 se ponía el Depo y la gente empezaba a ilusionarse con el empate antes del fin del primer tiempo.
El partido seguía siendo de gran ritmo, y los minutos corrían.
43 minutos, Klemenco que busca el área con un remate bajo, Longhini que intenta, Amoroso que quiere sacarla y la termina metiendo en su propia valla para algarabía de la hincha local y para irse al vestuario con un empate merecido.

El segundo tiempo prometía ser muy interesante, con un Defensores que seguía con su tesitura de ir al contragolpe, y un Deportivo lanzado al ataque.
A los 3' mala noticia para el Defe.
Colo, que había tenido en sus pies la oportunidad del gol, se pasa de revoluciones y faulea tontamente a un Díaz que ya había atrapado la pelota. Segunda amarilla y chau. Defe con 10.

Y lo tiene el Zamo, cuando se va solito con pelota dominada mientras todos lo miraban y saca remate rasante que termina pegando en el palo y yéndose.
Mas tarde es Collado el que prueba de afuera, pero la pelota se va cerca del travesaño.
Y a los 15' llega el balde de agua fresca. Tiro libre desde la izquierda para Defensores, el Tito Bernard que le da rosca, la pelota que se cierra y por el segundo palo aparece Lucas Fernández para mandarla adentro, ante la mirada atónita de toda la defensa azul. Un 2-3 que le ponía mas picante a la tarde, ya que el Defe con 10 hombres pasaba al frente una vez mas.
En Madero, ya se había cerrado la tarde futbolera con el triunfo del local frente al próximo rival del Depo, Unión.

Y llega el respiro. Collado que tiene su premio merecido, vuelve a probar de media distancia y el zurdazo que se clava en el arco de Gortari para el empate en tres. Festejo merecido y golazo para el volante zurdo.
Pierde la cabeza Bethouart, ante el acoso del Depo y por una plancha muy peligrosa termina viendo la roja inapelable.
Un pequeño tumulto se ve cuando Pereyra aprovecha la confusión y estúpidamente le mete un cross a Zamorano que no es advertido por el árbitro, en la única sombra que tuvo un excelente partido.

Los minutos se iban y la premisa de Defensores era solamente defenderse y esperar el silbato final.
Longhini probaba desde lejos y su remate se iba cerca.
El Chavo Collado que ve su quinta amarilla por simular y el reloj que seguía corriendo.
Cinco minutos adiciona, si, adiciona y no recupera como quieren meternos en la cabeza algunos imbéciles, Bartolomé.
Deportivo que va, el tiempo que pasa, los nervios a flor de piel, la gente de pié, empujando al equipo en busca del gol.
Tiro libre desde la izquierda, Collado que se apresta a tirar el centro, pelota que vuela al área, algún rebote, Damián que se tira en palomita y aaaaaaaaaaaaaaaaaaadentrooooo.


Instante preciso en que Damian conecta al gol.


Golgolgolgol gritado por muchas gargantas azules que se ponen rojas de alegría.
Múltiples abrazos. Y a festejar viendo como los jugadores se amontonan en una pila de festejo.
Silbato final de Bartolomé y la alegría que llena el Garré y la gente que despide a los de Defe con el cantito del título.
Se viene Unión en Curarú y la posibilidad de seguir avanzando rumbo a las semis.
Pero, todavía falta.
Calma y prudencia.
Pero sin perder la fe.

Declaraciones de Campeones

ShareThis